Inicio Nacionales 20mo aniversario del 11 de septiembre podría inspirar atentados

20mo aniversario del 11 de septiembre podría inspirar atentados

43

El vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y las festividades religiosas que se avecinan podrían inspirar ataques extremistas, advirtieron autoridades estadounidenses en una alerta de terrorismo emitida el viernes.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) no mencionó ninguna amenaza específica en el Boletín del Sistema Nacional de Avisos sobre Terrorismo. Sin embargo, sí hizo notar que Estados Unidos está en un “ambiente de amenazas intensificado”, azuzado por factores que incluyen a extremistas violentos motivados por odio racial y étnico, así como por resentimiento por las restricciones impuestas durante la pandemia.

El DHS emite las advertencias para alertar al público, al igual que a las autoridades estatales y locales. Reflejan los datos de inteligencia recabados por otras agencias policiales.

El boletín es una extensión de uno similar emitido en mayo que expiró el día en que se dio a conocer el nuevo. El DHS dice que los extremistas internos siguen siendo una prioridad de amenazas nacionales para las agencias policiales de Estados Unidos, y lo seguirán siendo al menos el resto del año.

La dependencia hizo notar que Al Qaeda en la Península Arábiga publicó recientemente una nueva edición en inglés de su revista Inspire, la primera en cuatro años, aparentemente para conmemorar el próximo aniversario de los atentados terroristas de septiembre de 2001.

El aniversario y los feriados que se avecinan “podrían servir como un catalizador para actos de violencia hacia blancos específicos”, señaló.

El DHS también hizo notar que extremistas internos motivados por odio religioso y étnico han atacado en el pasado templos y otros lugares de reunión, pero dijo que no hay ninguna “amenaza creíble o inminente identificada para estos sitios”.

Al igual que en boletines previos, el DHS expresó su preocupación por los extremistas internos, motivados por “agravios personales y creencias ideológicas extremistas”, y por las influencias extranjeras.

La agencia señaló que medios de comunicación vinculados a el gobierno ruso, chino e iraní han ayudado a difundir teorías de conspiración acerca de los orígenes del COVID-19 y la efectividad de las vacunas, y en algunos casos han amplificado las exhortaciones para cometer actos de violencia contra personas de ascendencia asiática.