Inicio Nacionales A Joe Biden le extirpan un pólipo benigno pero precanceroso del colon

A Joe Biden le extirpan un pólipo benigno pero precanceroso del colon

18

El pólipo que le extirparon al presidente estadounidense, Joe Biden, en su último reconocimiento médico la semana pasada era de unos tres milímetros, estaba alojado en el colon y si bien era de aspecto benigno (como se creyó en un principio), también era potencialmente canceroso.

La lesión fue descubierta por el equipo médico durante el reconocimiento rutinario al que se sometió mandatario al practicarle una colonoscopia el 19 de noviembre. Pero la Casa Blanca dio a conocer el miércoles el informe del médico del presidente, el doctor Kevin C. O’Connor, que detalla las características del pólipo. 

Se trata, según este informe, de «un adenoma tubular, que es una lesión benigna de crecimiento lento, pero se cree que es precanceroso», aunque no se requieren más acciones por el momento.

El pólipo fue enviado a un laboratorio para su análisis y «es similar al pólipo que se le había extirpado en 2008», se lee en el memorando del especialista de la Casa Blanca. «El presidente nunca ha tenido cáncer de colon», recordó O’Connor ya la semana pasada tras la intervención. 

En el informe médico también se especifica que al mandatario estadounidense se le debería practicar una nueva colonoscopia en un plazo de 7 a 10 años. 

Biden transfirió brevemente el pasado viernes su cargo a la vicepresidenta Kamala Harris para que pudiera someterse al reconocimiento médico, lo que la convirtió en la primera mujer en ocupar el poder presidencial en la historia de Estados Unidos.

Según medios locales, O’Connor dijo que Biden estaba «sano» y «vigoroso», al tiempo que determinó que el presidente estaba en condiciones de cumplir con su deber.

En cuanto a otras cuestiones que se tuvieron en cuenta durante la revisión médica fueron determinar la causa de la mayor frecuencia y gravedad de «carraspeo» debido al reflujo que había experimentado Biden últimamente. Pero no se encontraron tumores, úlceras, cáncer u otras afecciones graves. El andar de Biden también fue analizado porque parece más «rígido y menos fluido» que, en el pasado, detalló O’Connor, quien atribuyó gran parte de la rigidez al desgaste de la columna.