Inicio Locales Aceleran la búsqueda y rescate de cuerpos en el derrumbe de Miami:...

Aceleran la búsqueda y rescate de cuerpos en el derrumbe de Miami: se acerca la tormenta Elsa

56

La búsqueda y rescate de víctimas del derrumbe del edificio de condominios en Miami se aceleraba este martes, a medida que una fuerte tormenta tropical se acercaba a Florida.

El lunes, los rayos obligaron a las cuadrillas a detener la búsqueda de las víctimas del colapso del 24 de junio en Surfside y una zona de garaje entre los escombros estaba llena de agua, dijeron las autoridades.

Los últimos pronósticos mostraron que la tormenta tropical Elsa se movía hacia el oeste, principalmente sin afectar el sur de Florida, pero el área cerca del edificio derrumbado experimentó tormentas eléctricas y se esperaba otro día de clima inestable.

Las demoras frustraron a los equipos de rescate, dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

“Realmente viven para salvar vidas, y han seguido adelante sin importar lo que se les presente”, dijo en una conferencia de prensa el lunes.

Aún así, los equipos recibieron un gran impulso cuando la parte restante inestable del edificio Champlain Towers South se derrumbó el domingo. La demolición, provocada por el temor de que la estructura pudiera caer, permitió a los rescatistas ingresar a lugares previamente inaccesibles, incluidos dormitorios donde se creía que las personas dormían en el momento del desastre, dijeron las autoridades.

Se descubrieron cuatro víctimas más, lo que elevó el número de muertos a 28 personas. Otras 117 personas permanecieron desaparecidas.

“El sitio está más ocupado y activo ahora de lo que lo he visto desde que comenzamos, ahora que el edificio dañado está derrumbado”, dijo el alcalde de Surfside, Charles Burkett, y agregó que el equipo pesado ahora podía moverse libremente por el sitio.

Los rescatistas esperaban obtener una imagen más clara de los vacíos que pueden existir en los escombros mientras buscan a cualquier persona que aún esté atrapada debajo del ala caída del edificio, pero encontraron muy pocos vacíos, dijo el lunes por la noche el subjefe de bomberos de Miami-Dade, Raide Jadallah.

“Continuamos enfocados en nuestra misión principal, que es no dejar piedra sin remover y encontrar tantas personas como podamos y ayudar a traer algunas respuestas a familiares y seres queridos o darles un cierre”, dijo el Capitán Ignatius Carroll de Miami Fire Rescue.

Nadie ha sido rescatado con vida desde las primeras horas después del colapso. Un rescatista israelí dijo que las chances de encontrar sobrevivientes son “casi cero”.

“Tratamos de ser optimistas pero también somos realistas”, dijo Golan Vach, experto que integra uno de los equipos israelíes que están en el lugar.

“Las circunstancias que hemos visto son demasiado difíciles como para decir, de manera profesional, que creemos que tenemos una buena posibilidad de encontrar a alguien con vida”, agregó.

De las 28 víctimas mortales, 26 han sido identificadas. Las últimas son el matrimonio formado por Ingrid Ainsworth, de 66 años, y Tzvi Ainsworth, de 68, que habían vivido 20 años en Australia.

Entre los desaparecidos se cuentan decenas de latinoamericanos de países como Argentina, Colombia, Paraguay, Chile y Uruguay.

Las causas del derrumbe aún no han sido determinadas, pero hay varias investigaciones en marcha.

Un informe de 2018 publicado por funcionarios de la ciudad reveló temores de “daños estructurales importantes” en el complejo, desde en la losa de concreto debajo de la plataforma de la piscina hasta columnas y vigas en el estacionamiento.

También hay varias demandas presentadas ante la justicia por personas que reclaman compensaciones por daños a la comunidad de vecinos.