Inicio Nacionales Al menos la mitad de los adultos estadounidenses ya recibieron una dosis...

Al menos la mitad de los adultos estadounidenses ya recibieron una dosis de las vacunas contra el COVID-19

59

La mitad de los adultos en Estados Unidos han recibido hasta ahora al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, anunció el gobierno el domingo, marcando otro hito en la campaña de inmunización, pero queda trabajo por hacer para convencer a los escépticos de que se inoculen.

Casi 130 millones de personas de 18 años o más han recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas disponibles, o el 50,4% de la población adulta total, informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). Casi 84 millones de personas, equivalentes al 32,5% de la población adulta, han completado el esquema de vacunación (las dosis completas y el período de generación de anticuerpos).

En cuanto a la población mayor de 65 años, la cifra de vacunados con al menos una dosis se ubica en 81%, con un 65% que ha recibido las dos dosis.

Estados Unidos superó la marca del 50% para los adultos apenas un día después de que la cifra mundial de muertos por el coronavirus superó la asombrosa cifra de 3 millones, según los totales compilados por la Universidad Johns Hopkins, aunque se cree que los números reales son significativamente mayores.

La tasa de vacunación del país, de 61,6 dosis administradas por cada 100 personas, es menor a la de Israel, que es líder entre los países con al menos 5 millones de habitantes con una tasa de 119,2. Estados Unidos también está por detrás de los Emiratos Árabes Unidos, Chile y el Reino Unido, que vacuna con una tasa de 62 dosis por cada 100 personas, según Our World in Data, un sitio de investigación en línea.

Los estados con las tasas de vacunación más altas tienen un historial de voto demócrata y de apoyo al presidente Joe Biden en las elecciones de 2020: New Hampshire encabeza la lista, con un 71,1%, seguido de Nuevo México, Connecticut, Massachusetts y Maine, según los datos de los CDC.

Tennessee se encuentra entre los últimos cuatro estados en cuanto a tasa de adultos que han recibido al menos una dosis, con un 40,8%. Dicha tasa sólo es menor en Luisiana, Alabama y Mississippi, estados que se inclinan por los republicanos y que votaron por Donald Trump el año pasado.

La campaña de vacunación ofrecía esperanzas en lugares como Nashville, Tennessee, donde el Music City Center se llenó el domingo de personas que deseaban vacunarse. La gran demanda de vacunas con cita previa en el centro de convenciones se ha estabilizado lo suficiente como para que las personas sin cita previa sean bienvenidas a partir de esta semana.

Amanda Grimsley, quien recibió su segunda dosis, dijo que ahora ya está preparada para ver a su abuela de 96 años, quien vive en Alabama y ha estado nerviosa por vacunarse después de haber tenido una reacción adversa a la vacuna contra la influenza. “Es un poco emotivo. No he podido ver a mi abuela desde hace casi año y medio”, dijo Grimsley, de 35 años. “Es el mayor tiempo que toda mi familia ha pasado sin verla. Y ahora la veremos a mediados de mayo”.

Las tasas de vacunación no siempre coinciden con el voto de los estados. Pero las encuestas de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research han mostrado tendencias que vinculan las inclinaciones políticas con las actitudes sobre las vacunas y otras cuestiones relacionadas con la pandemia, la cual ha causado la muerte de más de 566.000 personas en Estados Unidos.

Sin embargo, la disposición a vacunarse ha aumentado en lo general, según las encuestas.

En enero, el 67% de los estadounidenses adultos estaba dispuesto a vacunarse o ya había recibido al menos una dosis de la vacuna. La cifra ha subido al 75%, según la última encuesta de AP-NORC.

En todo el país, el 24% de los estadounidenses de raza negra y el 22% de los hispanos dicen que probable o definitivamente no se vacunarán, frente al 41% y el 34% que lo decían en enero, respectivamente. Entre los estadounidenses blancos no hispanos, el 26% dice ahora que no se vacunará. En enero, esa cifra era del 31%