Inicio Nacionales Biden ordena desclasificar documentos de la investigación sobre el 11-S

Biden ordena desclasificar documentos de la investigación sobre el 11-S

37

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó este viernes una orden ejecutiva para ordenar la desclasificación de documentos hasta ahora secretos sobre la investigación que llevó a cabo el FBI para aclarar los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. 

El documento exige al Departamento de Justicia y a otras agencias gubernamentales revisar los archivos con el objetivo de que el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, los publique durante los próximos seis meses, indicó la Casa Blanca en un comunicado. El anuncio llega a pocos días de que se cumplan los 20 años de esos ataques en los que murieron cerca de 3.000 personas. 

«Cuando me postulé a la Presidencia, me comprometí a garantizar la transparencia sobre la desclasificación de documentos relacionados con los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Al acercarnos al vigésimo aniversario de ese trágico día, estoy cumpliendo con ese compromiso», dijo el mandatario estadounidense en un comunicado.

A principios de agosto, cientos de supervivientes y familiares de las víctimas de los atentados pidieron a Biden que no asistiera a los actos de conmemoración de los ataques, a menos que su Gobierno publicara nuevos archivos sobre lo ocurrido, especialmente sobre si Arabia Saudita jugó algún papel en los ataques. Congresistas y asociaciones de víctimas piden desde hace años más transparencia en cuanto a los documentos acerca de los ataques, que se han negado a desclasificar todos los presidentes del país hasta ahora.

«Los hechos en cuestión ocurrieron hace dos décadas o más, y se refieren a un momento trágico que sigue resonando en la historia de Estados Unidos y en la vida de muchos estadounidenses», dice la orden firmada por Biden. «Por ello, es fundamental que el gobierno de EE.UU. maximice la transparencia, confiando en la clasificación solo cuando sea estrictamente necesaria”.

La Casa Blanca no ha aclarado cuál será el impacto de la orden ejecutiva que firmó el mandatario y, por tanto, no se sabe si esa acción logrará satisfacer las peticiones de los supervivientes y familiares de las víctimas.