Inicio Locales Carnival amenaza con retirar sus barcos de EEUU

Carnival amenaza con retirar sus barcos de EEUU

267

La línea de cruceros Carnival, con sede en Miami, anunció que estudia la posibilidad de reubicar sus barcos en otros lugares fuera de Estados Unidos, como medida para poder reiniciar sus operaciones, tras la postura de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), agencia que mantiene en vigor una orden de no navegar promulgada desde que arreció la pandemia de COVID-19 en la primavera del año pasado.

“Estamos pidiendo que la industria de los cruceros sea tratada a la par con el enfoque que se está adoptando con otros sectores de viajes y turismo, así como con la sociedad estadounidense en general”, dijo la presidenta de Carnival, Christine Duffy, en un comunicado.

A lo que agregó: “Si bien no hemos hecho planes para trasladar los barcos de Carnival Cruise Line fuera de nuestros puertos de origen en EEUU, es posible que no tengamos más remedio que hacerlo para reanudar nuestras operaciones, que han estado en ‘pausa’ durante más de un año”.

Carnival Cruise tiene 14 puertos con base en EEUU, tanto en sus costas este y oeste, así como en el Golfo de México. La orden que prohíbe el zarpe de los cruceros fue emitida en marzo de 2020, luego de brotes de coronavirus en varios barcos turísticos en todo el mundo.

El aviso de Carnival fue respondido horas después por los CDC, que no descartaron la probabilidad de que las compañías de cruceros reanuden sus actividades en el verano, con ciertas restricciones.

“Los CDC se comprometen a trabajar con la industria de cruceros y los socios portuarios para reanudar la navegación siguiendo el enfoque por fases descrito en la orden de navegación condicional”, dijo la portavoz de los CDC, Jade Fulce.

El anuncio de la posibilidad de mover sus barcos a otros sitios se dio a conocer junto a un nuevo aplazamiento de todas las operaciones de Carnival, hasta el 30 de junio próximo.

“Sabemos que esto es muy decepcionante para nuestros viajeros que continúan ansiosos por navegar, y seguimos comprometidos a trabajar con la Administración y los CDC para encontrar una solución viable, que sirva mejor a los intereses de la salud pública”, afirmó Duffy.

La industria de cruceros ha pedido a los CDC que se le autorice operar nuevamente desde los puertos estadounidenses antes del 4 de julio, Día de la Independencia, fecha en la que el presidente Joe Biden dijo que se podrían volver a realizar reuniones en “pequeños grupos”.

El lunes, Norwegian Cruise Line, otra línea de cruceros con sede en Miami, anunció que estaba solicitando permiso para reanudar sus viajes el 4 de julio desde los puertos de Estados Unidos, bajo el ‘compromiso’ de que los pasajeros y miembros de la tripulación se vacunen contra COVID-19 al menos dos semanas antes del viaje.

No obstante, la existencia de una orden ejecutiva estatal en Florida, emitida por el gobernador Ron DeSantis, que prohíbe limitar el acceso a un servicio a solamente vacunados, podría dificultar el compromiso de la naviera.

La compañía propuso operar los barcos de turismo al 60 % de su capacidad y, de acuerdo con lo planteado, 30 días más tarde aumentaría el aforo de pasajeros otro 20 %.

El gobernador DeSantis, amenazó el mes pasado con presentar una demanda si los CDC no permitían que los cruceros retomaran sus operaciones.