Inicio Nacionales Cinco desaparecidos por un incendio forestal en California

Cinco desaparecidos por un incendio forestal en California

94

Las autoridades estadounidenses dijeron este sábado que estaban buscando a cinco personas desaparecidas mientras un enorme incendio forestal arrasa el norte de California y ha calcinado dos pueblos.

Dixie, el mayor incendio forestal activo de Estados Unidos, se ha convertido en el tercero más grande de la historia de California.

Hasta el sábado había arrasado 180.782 hectáreas en cuatro condados, y supera al gran incendio Bootleg, en el sur de Oregón. Los bomberos tienen controlado el 21% de Dixie, informó el sitio web de CalFire.

Pero temperaturas más frías y vientos más suaves llegaron al área durante la noche, lo que dio un respiro a los bomberos, dijo la agencia estatal Calfire. Se espera que esas condiciones continúen hasta el domingo.

“Esperamos el mismo comportamiento del fuego que ayer, que fue bastante moderado”, dijo Jake Cagle, jefe de sección de los bomberos, en una sesión informativa el sábado.

Anteriormente, Dixie arrasó la ciudad de la fiebre del oro de Greenville, mientras que arde la pequeña ciudad de Canyondam.

La oficina del alguacil del condado de Plumas informó que estaban buscando a cinco personas desaparecidas. El sábado se confirmó el hallazgo de otras cinco personas desaparecidas.

Mientras las autoridades instan a miles de habitantes a evacuar, se han encontrado a veces con residentes armados que se niegan a abandonar la zona, informó el medio sábado Los Ángeles Times.

La trayectoria de Dixie hacia el noreste se ha ralentizado en parte porque avanza por una zona calcinada por un incendio anterior, el Moonlight, en 2007, lo que ha reducido el material inflamable, dijo CalFire.

Más de 5.000 personas luchan contra las llamas de Dixie, que está enviando enormes nubes de humo en el aire visibles desde el espacio.

Una investigación preliminar sugiere que el incendio se inició cuando un árbol cayó sobre un cable eléctrico propiedad de la empresa regional Pacific Gas & Company (PG&E), un operador privado al que se culpó anteriormente del enorme Camp Fire, en 2018, que mató a 86 personas.

A finales de julio, el número de hectáreas quemadas en California había aumentado en más de un 250% con respecto a 2020, el peor año de incendios forestales en la historia moderna del estado.

Una larga e intensa sequía, según los científicos, provocada por el cambio climático, ha dejado gran parte del oeste de Estados Unidos reseco, y vulnerable a incendios explosivos y altamente destructivos.