Inicio Locales Confirmaron una nueva víctima en el derrumbe de Miami y disminuye la...

Confirmaron una nueva víctima en el derrumbe de Miami y disminuye la esperanza de hallar personas con vida entre los escombros

46

De la mano del gran despliegue de recursos humanos y materiales, el número de víctimas del derrumbe de un edificio de apartamentos de 12 plantas en Surfside (Miami-Dade) ahora ascendió a 12, mientras que, cinco días después del hecho, familiares y amigos de los 149 desaparecidos pierden las esperanzas de que aparezcan con vida.

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo este martes que ha sentido “frustración” y “rabia” entre los familiares que esperan que se produzca el milagro de hallar con vida a los suyos.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una comparecencia ante la prensa junto a los responsables de la operación de búsqueda y rescate, se esforzaron en destacar que los rescatistas están haciendo todo lo que está en sus manos, “rompiéndose la espalda” en palabras del segundo, para encontrar víctimas entre los escombros.

Levine Cava dijo que esta mañana había 210 personas trabajando en el lugar del desastre que serán relevadas al cabo de su turno de 12 horas por otros tantos rescatistas.En total, hay más de 800 personas asignadas a la operación, con distintos cometidos, según se dijo en la rueda de prensa.

Los mejores rescatistas del mundo

“Son suficientes y tenemos a los mejores del mundo”, dijo Levine Cava, quien agradeció el anuncio del presidente, Joe Biden, de que piensa visitar el lugar del derrumbe el jueves.

Ese mismo día pero de la semana pasada, a la 1.30 de la madrugada 55 apartamentos de los 136 que tenía el edificio Champlain Towers South, que tiene 40 años de antigüedad, se vinieron abajo por causas aún no determinadas pero sujetas ya a investigación.

Por diversas fuentes y documentos se sabe que por lo menos desde 2018 había información de que el edificio tenía problemas estructurales.

En abril de 2021 la presidenta de la comunidad del edificio informó que el deterioro del hormigón armado ya detectado por una firma de ingenieros hacía tres años estaba avanzando de manera significativa, según indicaron, este martes, medios locales.

La alcaldesa de Miami-Dade indicó este martes que la Fiscalía del sur de Florida busca que un gran jurado investigue la tragedia y dio su apoyo a la iniciativa.

Esas informaciones, más los escasos resultados de la búsqueda de víctimas, alimentan la frustración de los familiares de los desaparecidos, que hasta este martes eran 149.

Según la alcaldesa, la lista no es “definitiva” y se está tratando de recabar información con los consulados de diversos países para hacerla más precisa.

También indicó que las 12 víctimas hasta ahora confirmadas han sido ya identificadas. Entre los desaparecidos hay personas de países como Israel, Cuba, Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela. También entre los fallecidos hay extranjeros.

Una búsqueda de 24 horas al día

El jefe de los bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky, hizo hincapié en la dificultad y el riesgo del trabajo de búsqueda y en el gran esfuerzo realizado por los rescatistas, entre los que hay equipos de otros estados de EEUU y de México e Israel.

Según dijo, se está revisando “capa por capa” de la montaña de escombros sin descanso desde hace seis días.

En total se ha removido con ayuda de maquinaria pesada tres millones de libras (1,3 millones de kilos) de escombros.

En estos seis días las labores de los rescatistas se vieron dificultadas por un incendio en la parte baja de la pila de escombros y que produjo un humo espeso y potencialmente tóxico, además de por lluvias y tormentas.

Según el alcalde de Surfside, Charles Burkett, otra preocupación para los rescatistas es que están empezando a caer cascotes de la parte del edificio siniestrado que aún está en pie.

“De la noche a la mañana, se cayeron algunas cosas del edificio que todavía está en pie. Y eso va a tener que ser abordado. Entiendo por mis discusiones de los últimos días que (…) tendrán que quitar esas piezas para que sea seguro para los trabajadores bajar allí”, dijo Burkett a los medios antes de la rueda de prensa.

Para controlar el incendio hubo que hacer un gran cortafuegos en mitad de la montaña de escombros, lo que además ha permitido a los rescatistas llegar a zonas y ángulos que antes no podían alcanzar.

Solo el primer día se halló personas con vida entre los escombros, pero los jefes de los rescatistas y las autoridades repiten que todavía es posible hallar a sobrevivientes, como ocurrió en otras tragedias.