Inicio Deportes Demandarán a la mujer que provocó la caída de varios ciclistas en...

Demandarán a la mujer que provocó la caída de varios ciclistas en el Tour de Francia

30

Tony Martin esperaba seguramente otro modo de volver a la normalidad en esta edición del Tour de Francia, pero en lugar de festejar el ambiente con numerosos aficionados, el ciclista alemán terminó el sábado con numerosas contusiones y heridas debido a una mujer.

Ahora, todos hablan de un solo tema: la mujer con un impermeable amarillo y una gran pancarta contra la que Martin se estrelló a gran velocidad, provocando una caída en masa.

«Algunos espectadores no tienen ningún respeto y ya ni siquiera piensan», se quejó Martin. El deportista de 36 años se salvó de quebrarse un hueso, pero tendrá que soportar el dolor por las heridas hasta París.

«Fue una situación de carrera, como ocurre siempre en el Tour. Normalmente, hay que suponer que los espectadores se corren a un lado», comentó Martin.

El cartel que la mujer sostenía al borde del trayecto del Tour de Francia decía «Allez Opi Omi», diminutivos de abuelo y abuela en alemán, por lo que los medios de comunicación franceses especularon que podría ser alemana.

El organizador de la competencia ASO tiene previsto recurrir a la Justicia. «Vamos a demandar a la mujer que se comportó tan mal», señaló a la prensa francesa el subdirector de la carrera Pierre-Yves Thouault.

«Lo hacemos para que la pequeña minoría no estropee el espectáculo al gran resto», añadió. Sin embargo, varios medios informaron que la mujer desapareció apenas ocurrió el accidente y que hasta ahora no ha sido localizada.

La gendarmería confirmó que ha iniciado investigaciones contra ella.

«En mi opinión, el o la imbécil debería ser denunciado o denunciada. Eso no está bien, con intención o sin ella». Así lo señaló el ciclista profesional berlinés Simon Geschke a la publicación Cyclingmagazine.

Al final de la etapa -hubo otra caída masiva poco antes de la llegada-, 4 corredores tuvieron que abandonar la carrera. Entre ellos estaba Jasha Sütterlin, de Friburgo.

La cercanía de los aficionados a los ciclistas en medio de la carrera es bastante intencionada. Es, por así decirlo, el punto de venta único del ciclismo, el permitir acercarse mucho a los héroes durante la etapa. A veces demasiado cerca. En especial en la primera semana del Tour, las caídas están a la orden del día.