Inicio Nacionales Departamento de Justicia de E.E.U.U. revocó el programa «tolerancia cero» que separó...

Departamento de Justicia de E.E.U.U. revocó el programa «tolerancia cero» que separó a miles de migrantes

76

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (EEUU) comunicó este martes de manera oficial a todas las fiscalías del país que el programa «tolerancia cero» del expresidente Donald Trump, que provocó la separación de más de 3.000 familias migrantes, fue finalmente revocado.

Así lo informó el fiscal general en funciones, Monty Wilkinson, en una misiva enviada a los fiscales de EEUU. Allí les pidió mesura cuando corresponda enjuiciar delitos menores por cruzar la frontera. De esta manera, evitar los tribunales federales y la separación de padres de sus hijos. Sin embargo, no descartó que los infractores sean deportados.

Trump cedió y firmó una orden ejecutiva en junio de 2018 para acabar con la separación de los hijos a cuyos padres procesaron. No obstante, el programa de «tolerancia cero» para migrantes, por el cual podían enjuiciar a cualquiera al cruzar la frontera de EEUU de manera irregular, incluso por delitos menores, siguió funcionando.

En su carta, a la que tuvo acceso la cadena NBC, Wilkinson aconsejó a los fiscales a tomar en cuenta otros factores. A saber: «las circunstancias personales», «los antecedentes penales» y la «gravedad del delito». Asimismo, que consideren «las consecuencias de una posible condena».

«Si bien las políticas pueden cambiar, nuestra misión siempre sigue siendo la misma: buscar justicia bajo la ley», dijo Wilkinson. Además, recordó que el Departamento de Justicia «ha enfatizado durante mucho tiempo» en que las decisiones de llevar a alguien ante un tribunal federal deben estar fundamentadas y contar con evidencias.

Wilkinson aseguró que una política que obliga a un fiscal a tratar todos los casos que le llegan bajo una misma ley, «sin tener en cuenta las circunstancias individuales, es inconsistente» con los principios de EEUU.

El programa de «tolerancia cero» para migrantes tuvo vigencia de apenas unos meses en EEUU, entre abril y junio de 2018. Pese a ello, separó de sus padres a miles de niños después de que procesaron judicialmente a los primeros por cruzar la frontera de manera irregular.