Inicio Locales DeSantis firmó la ley antiprotestas en Florida

DeSantis firmó la ley antiprotestas en Florida

65

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó este lunes la polémica ley «antiprotestas», criticada y calificada de «inconstitucional» por organizaciones civiles y por el Partido Demócrata.

«Muy bien, ya está. Fue prometido y fue entregado». Así lo manifestó el republicano en la rueda de prensa en la que rubricó la ley. El jueves, culminó su trámite en el Legislativo tras ser aprobada en el Senado estadal.

«Es la legislación más fuerte contra los disturbios y a favor de la aplicación de la ley en el país. No hay nada que se le parezca», afirmó DeSantis en Winter Haven, en el centro de Florida.

La ley antiprotestas, presentada por DeSantis con bombos y platillos en septiembre, amplía las facultades de las fuerzas del orden para efectuar arrestos en las manifestaciones. Además, dificulta recortar la financiación a la Policía.

Bajo el mantra de «ley y orden» que reclamaba el entonces presidente, Donald Trump (2017-2021), y cuando ocurrían disturbios en varias ciudades del país tras la muerte en Mineápolis del afroamericano George Floyd a manos del policía Derek Chauvin, DeSantis dio a conocer esta propuesta a pesar de que en Florida no se registraron revueltas violentas.

En la conferencia de prensa de este lunes, el gobernador estuvo acompañado, entre otros, por Grady Judd, el alguacil del condado Polk. Este mostró fotografías de turistas en Disney, entre otros atractivos del estado.

«Esta es la Florida que amamos y por la que viene tanta gente». Así lo dijo Polk para justificar la necesidad de la ley, por la que felicitó al gobernador.

Tras la firma, la comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, la única demócrata electa en el Ejecutivo estadal, señaló que la ley HB 1 «es un flagrante asalto a la libertad que criminaliza las protestas pacíficas». Asimismo, expresó su temor por la «total discreción» que ahora tendrán las fuerzas de seguridad frente a las minorías.

«Esto hará que Florida retroceda en la justicia social, silenciando las voces que solo piden que sus vidas sean valoradas de la misma manera que la de otros estadounidenses», se lamentó en un mensaje en Twitter.

Un análisis elaborado por el economista Rick Harper, exdirector del Centro Haas de la University of West Florida, detalla que la ley tendrá un impacto económico que supondrá entre 25 y 67 millones de dólares anuales «en menores ingresos y mayores impuestos para los floridanos».

La ley «impondrá costos al contribuyente y a los arrestados que excederán con creces los posibles beneficios del aumento de sanciones», agregó Harper.