Inicio Locales Detienen a cuarto implicado en robo de identidad a víctimas del edificio...

Detienen a cuarto implicado en robo de identidad a víctimas del edificio derrumbado en Surfside

28

Arrestaron a un cuarto sospechoso de la red de fraude de robo de identidad de 7 víctimas del edificio derrumbado en Surfside en Miami en junio pasado.

El cuarto detenido por el robo de identidad es Nelson Rolando García-Medina, de 20 años, hermano de Betsy Alejandra Cacho-Medina, de 30, arrestada el miércoles.

Junto a Cacho Medina detuvieron a Rodney Choute, de 38, y Michelle Johnson, de 34.

Todos acusados por el delito de pertenencia a una «red organizada para defraudar», según las autoridades.

De ser declarados culpables, pueden afrontar una condena de entre 15 y 30 años de cárcel por los numerosos cargos que se les imputa.

La fiscal estatal, Katherine Fernández Rundle, señaló que se trata de un delito execrable que «agrava la tragedia por el uso que han hecho de ella para enriquecerse».

En la tarde del mismo miércoles, los detectives de la Policía del condado de Miami-Dade ejecutaron una orden de registro de la vivienda de García-Medina.

En el lugar, encontraron una libreta que contenía información sobre «cómo obtener informes crediticios gratuitos» ilegales de las víctimas y realizar fraudes mediante tarjetas SIM.

También encontraron artículos y recibos de compra con la identidad robada de una de las personas fallecidas en el derrumbe del Champlain Towers.

García-Medina utilizó el nombre de una de las víctimas para comprarse unas zapatillas de deportes de unos US$ 130, recogió el canal Local 10.

Según la acusación, los detenidos usaron reportes diarios de los medios de comunicación para obtener los nombres, datos y fecha de nacimiento de 7 víctimas.

Además consiguieron tarjetas de débito y de crédito haciéndose pasar por 5 víctimas fallecidas y 2 que están vivas.

El fraude cometido con tarjetas, añadió Fernández Rundle, es de al menos US$ 45.000 y llegaron a realizar al menos 28 transacciones bancarias.

Con las tarjetas bancarias ya en su poder, los acusados compraron costosos artículos de marca en el centro comercial Aventura Mall, en Miami Beach.

En un videoclip que mostraron las autoridades se ve a Cacho-Medina en una tienda de Bloomingdale’s realizar varias compras de artículos de lujo.

Sobre los acusados pesan los cargos de pertenencia a una red de fraude organizada y robo de identidad para defraudar miles de dólares.

Además de posesión de carnés de conducir falsos, entre otros delitos.

Las primeras informaciones sobre intentos de apropiación de identidades se conocieron poco después del desplome del edificio.

Las autoridades alertaron de posibles estafas con engaños a las víctimas y familiares.