Inicio Nacionales EEUU apoyará propuesta en la OMC para suspender patentes de vacunas

EEUU apoyará propuesta en la OMC para suspender patentes de vacunas

29

La campaña internacional para conseguir la suspensión de los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra la covid se ha apuntado este miércoles un aliado clave en su batalla: Estados Unidos. La Administración Biden ha anunciado este  miércoles su apoyo a la inédita medida, que podría facilitar la llegada de inmunógenos a India y África. Las farmacéuticas han calificado la decisión de «decepcionante» y aseguran que la medida «no aumentará la producción de dosis».

“Esta es una crisis de salud global, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de la covid 19 requieren medidas extraordinarias”, ha anunciado la representante Comercial de Estados Unidos, la embajadora Katherine Tai. Aunque la Administración Biden “cree firmemente en la protección intelectual” pero en aras de poner fin a esta pandemia “apoya el levantamiento de esas protecciones”, añade Tai.

La suspensión de las patentes de las vacunas contra la covid era una promesa de campaña de Biden. Preguntado al respecto, dijo que era “la única cosa humanamente posible” que se puede hacer en esta situación. En las últimas semanas, la presión había aumentado no solo desde el exterior sino desde el propio Partido Demócrata para mover ficha. Ahora que el gobierno federal se ha asegurado suficientes vacunas para inmunizar a toda la población de Estados Unidos, su objetivo es volcarse en impulsar la producción y distribución mundial de los preciados sueros.

La Casa Blanca se compromete a trabajar “activamente” en las negociaciones dentro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) “para hacer realidad” la medida, explica el comunicado de la embajadora Tai, que se ha comprometido a intentar convencer a otros países para que hagan lo mismo. Estas conversaciones llevarán tiempo, alerta la representante norteamericana, dada la alta sensibilidad del tema y la necesidad de alcanzar consensos para poder tomar decisiones en este organismo internacional. El presidente Biden tenía previsto hablar este mismo miércoles por la noche sobre la iniciativa.

La Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA) califica la decisión de «decepcionante» mientras avisa que «no aumentará la producción de dosis». En un comunicado, la IFPMA asegura que «muy al contrario, puede llevar a la desorganización» y señala que deben solucionarse otras limitaciones a la producción de dosis «como la eliminación de barreras comerciales o de cuellos de botella en el suministro de materias primas y otros ingredientes».

«La única forma de garantizar un rápido aumento de las vacunas y un acceso equitativo de ellas para todos sigue siendo un diálogo pragmático y constructivo con el sector privado», añadió la IFPMA. La organización aseguró que «está completamente a favor de garantizar que las vacunas se compartan de forma rápida e igualitaria en todo el mundo, pero una suspensión (de patentes) es una solución simplista y equivocada a un problema muy complejo».

También hizo alusión a la transferencia de tecnología como vehículo preferible para aumentar la producción de vacunas en lugar de una suspensión de los derechos de propiedad intelectual, recordando que se han firmado más de 200 acuerdos de ese tipo para expandir la fabricación de esos fármacos contra la pandemia.

La noticia tuvo un efecto inmediato en las bolsas. Las acciones de Pfizer, Moderna, BioNTech y Novavax, entre otras empresasa del sector farmacéutico, se desplomaron en cuanto se supo que la Administración Biden había cambiado de opinión. Estados Unidos es uno de los países que, junto con la Unión Europea, ha bloqueado las negociaciones en el seno de la OMC para, a petición de India y Sudáfrica, levantar de forma temporal la protección intelectual de las vacunas contra la covid alegando que la industria perdería alicientes para investigar e innovar. 

La directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, se ha mostrado optimista sobre la marcha de las negociaciones después de reunirse hoy en Ginebra con los embajadores de los estados miembros. La cita, destacó su portavoz, mostró una sorprendentemente fuerte declaración común de apoyo al objetivo de aumentar la distribución de vacunas y terapias en los países en desarrollo.

Las empresas farmacéuticas se oponen tajantemente a la medida. Sostienen que no ayudará a aumentar la producción de vacunas a corto plazo debido a la falta de conocimientos técnicos por parte de los productores externos y alegan también razones de seguridad nacional para no dar acceso a terceros a sus fórmulas. El levantamiento de las patentes no es la única medida que la Casa Blanca se plantea para ayudar a combatir la pandemia. Estados Unidos también quiere aumentar la disponibilidad de las materias necesarias para fabricar los productos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha aplaudido el anuncio de la Casa Blanca («un paso importante en la lucha para acabar con el virus a nivel mundial») al tiempo que se anticipa a posibles resistencias señalando que será un acuerdo «minuciosamente diseñado». «El presidente merece ser felicitado por sus planes para que Estados Unidos tenga un papel fuerte en las negociaciones» para facilitar el acceso y la distribución de la vacuna en otros países. «Es un imperativo moral», ha recalcado Pelosi en un comunicado. «No estaremos seguros frente al virus en ninguna parte mientras no lo venzamos en todas partes».