Inicio América Latina El conmovedor caso de una colombiana a la espera de su eutanasia:...

El conmovedor caso de una colombiana a la espera de su eutanasia: «Lo mejor que me va a pasar es descansar»

29

“Lo mejor que me va a pasar es descansar”, afirma Martha Sepúlveda, quien el domingo se convertirá en la primera paciente con un diagnostico no terminal en acceder a la eutanasia en Colombia.

Hace tres años se le diagnosticó esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad que le permite caminar minar ya que los dolores en sus piernas son muy intensos.

“Estoy más tranquila desde que me autorizaron el procedimiento, me río más y duermo más tranquila”, dijo en una entrevista a Radio Caracol.

Si bien en Colombia la eutanasia el legal desde 1997 para pacientes de enfermedades terminales, Martha Sepúlveda accedió a ella luego de un fallo de la Corte Constitucional, el máximo tribunal del país, que amplió ese derecho para otros casos.

El fallo incluyó a aquellos pacientes que padecen una enfermedad que les provoca intenso sufrimiento por lesión corporal o enfermedad grave incurable.

“Estoy totalmente tranquila. Me considero muy creyente de Dios, pero repito Dios no me quiere ver sufrir a mí y yo creo que a nadie. ¿Qué padre quiere ver sufrir a sus hijos?”, afirmó la mujer que se reconoce creyente.

“Yo sé que la vida la da la voluntad de Dios, pero creo que él me está permitiendo esto y me está premiando a mí porque no voy a estar postrada en una cama”, agregó.

En el camino a su descanso, Martha debió sortear primera el rechazo de sus familiares –su hijo y 11 hermanos- que, finalmente, la apoyaron en su decisión de poner fin a su sufrimiento.

“Obvio que si no estuviera en este diagnóstico y me fuera a morir el domingo no estaría tranquila, pero con una esclerosis lateral en el estado que la tengo, lo mejor que me puede pasar es descansar”, expresó.

“A priori yo necesito a mi mamá, la quiero conmigo, casi que en cualquier condición, pero sé que en sus palabras ya no vive, sobrevive. Estoy enfocado básicamente en hacerla reír y que su estancia en la tierra sea un poco más amena”, afirmó Federico Redondo, su hijo de 22 años.

Martha Sepúlveda dijo que se va sin remordimientos y feliz por la vida que vivió. Cuando el entrevistador le mencionó que era extraño que hablara de sí misma en pasado, ella respondió: “Pues claro, es apenas lógico ¿no? Estoy hablando en pasado porque ya estoy en la recta final”.

Desde el 2015, cuando el gobierno reglamentó la eutanasia, se realizaron en Colombia 157 procedimientos.