Inicio Nacionales Estados Unidos superó las 200 millones de vacunas aplicadas contra el COVID-19

Estados Unidos superó las 200 millones de vacunas aplicadas contra el COVID-19

29

Estados Unidos superó las 200 millones de vacunas contra el coronavirus aplicadas, algo que confirmó el presidente del país, Joe Biden, remarcando que cumplió con su promesa de superar esta cifra de inmunizaciones en sus primeros 100 días de mandato.

“Hemos alcanzado los 200 millones de vacunas en el 92º día de mandato”, aseguró Biden, algo que consideró como “un logro increíble para la nación”, ya que al ritmo de vacunación que había en el país cuando asumió el cargo, se hubiera tardado “más de 220 días, siete meses y medio” en lograr esta cifra.

A partir del lunes, agregó, todos los mayores de 16 años serán elegibles para recibir el inmunizador en todo el país. También apuntó a cifras más específicas de la estrategia de inoculación, como que cuando asumió el cargo, solo el 8 por ciento de los mayores de 65 años había recibido su primera vacuna, mientras que ahora supera el 80 por ciento.

Esto ha provocado, según detalló el mandatario, un “descenso espectacular de las muertes entre los mayores de 65 años: una reducción del 80 por ciento”.

“Si eres mayor de 16 años ya puedes pedir tu vacunación gratuita contra el COVID-19″, dijo el presidente, lo que representa una ampliación de los grupos etarios para recibir el inmunizante. “Estadounidenses de más de 16 años, es su turno ahora”, reforzó.

Por otro lado, destacó el esfuerzo de inmunización que se llevó a cabo en los profesores, personal escolar, conductores de autobús y trabajadores de guarderías, lo que ha permitido que las escuelas del país poco a poco estén volviendo a las clases presenciales.

No obstante, a pesar de que Estados Unidos ya logró vacunar a más de la mitad de toda su población adulta, Biden puso en marcha un incentivo financiero para quienes aún no se han vacunado.

A través de un crédito fiscal, esta medida permitirá a las empresas con menos de 500 empleados compensar totalmente el coste de proporcionar hasta 80 horas, o 10 días laborables, de tiempo libre remunerado a los empleados que lo necesiten para vacunarse.

“Ningún estadounidense que trabaje debería perder un solo dólar de su sueldo por haber decidido cumplir con su deber patriótico de vacunarse”, consideró el mandatario al explicar este nuevo incentivo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), solo el 43 por ciento de los trabajadores de todo el país recibió al menos una dosis, siendo uno de los grupos donde se observa mayor indecisión para inmunizarse contra el virus.

Las encuestas han demostrado que las dudas sobre las vacunas han disminuido desde su lanzamiento, pero los funcionarios de la administración creen que tienen que hacer que vacunarse sea más fácil y más atractivo, particularmente para los estadounidenses más jóvenes que tienen menos riesgo de contraer el virus y no sienten la misma urgencia que los adultos. Eso significa proporcionar incentivos y estímulo para vacunarse, así como reducir la fricción que rodea al proceso de vacunación.

Maximizar el número de estadounidenses vacunados en los próximos meses es fundamental para la Casa Blanca, que tiene como objetivo restaurar una apariencia de normalidad alrededor del feriado del 4 de julio y aún más para el comienzo del próximo año escolar.

Estados Unidos está en camino de tener suficiente suministro de vacunas para todos los adultos para fines de mayo y para todos los estadounidenses para julio, pero la administración de las inyecciones será otro asunto.

Por último, Biden volvió a insistir y a animar a la población a vacunarse. “A los estadounidenses de 16 años o más, les toca ahora. Ahora. Así que, vacunaros antes de finales de mayo”.