Inicio Nacionales Extienden hasta el 30 de junio la moratoria de los desalojos en...

Extienden hasta el 30 de junio la moratoria de los desalojos en EEUU

88

El Gobierno de Estados Unidos (EEUU) extendió este lunes, por otros 3 meses, la moratoria de desalojos que debía expirar el 31 de marzo mientras continúa los esfuerzos «para dar a propietarios e inquilinos la ayuda que necesitan».

La medida la anunció la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky. Indicó que forma parte de los esfuerzos del Gobierno por paliar el impacto de la pandemia de la COVID-19 y reactivar la economía.

El plan de estímulo económico aprobado hace un año por el expresidente, Donald Trump, asignó 25.000 millones de dólares para asistencia en el área de alquileres. Ahora, la Administración de Joe Biden actúa «rápidamente para facilitar los trámites», según un comunicado de la Casa Blanca.

«El plan de recuperación promulgado por Biden distribuirá otros 21.500 millones de dólares en asistencia de emergencia para alquileres», precisó la Casa Blanca. La idea es «ayudar a que millones de familias estén al día con sus pagos y permanezcan en sus viviendas».

Por su parte, en un mensaje de 17 páginas, Walensky señaló que la pandemia «ha presentado una amenaza histórica para la salud pública».

El mantener a la gente en sus casas, lejos de congregaciones o multitudes -como los albergues para desamparados- evitando los desalojos, es una medida clave que ayuda a contener la propagación de la COVID-19, añadió.

La moratoria de desalojos se aplica a las viviendas que reciben un subsidio del Gobierno federal de EEUU. También aplica a aquellos inquilinos que no han ganado en 2020 más de 99.000 dólares o 198.000 dólares si es una pareja que hace junta la declaración de impuestos.

Esta moratoria se inició hace un año como parte de los esfuerzos del Gobierno para paliar el impacto de la pandemia. En EEUU, el coronavirus ha enfermado a 39,2 millones de personas y ha causado la muerte de 549.300.

La moratoria, que se extendió en septiembre y diciembre y ahora finaliza el 30 de junio, ayudó a aliviar las consecuencias de salud pública del desalojo de inquilinos. Igualmente, dio alivio a una «porción sustancial» de los aproximadamente 43 millones de inquilinos en el país, indicó Walensky.

El beneficio se aplica cuando «el individuo es incapaz de pagar el alquiler completo o de pagar toda la cuota de la hipoteca». En concreto, «debido a una pérdida sustancial de ingresos, la reducción de horas de trabajo pagadas, el despido o cuando ocurran gastos médicos extraordinarios».

«En el contexto de una pandemia, la moratoria de desalojos -al igual que la cuarentena, el aislamiento y el distanciamiento social- puede ser una medida eficaz de salud pública usada para prevenir la propagación de una enfermedad contagiosa», dijo Walensky.