Inicio Mundo Facebook bloquea la publicación de noticias en Australia

Facebook bloquea la publicación de noticias en Australia

113

Guerra abierta entre Facebook y el gobierno australiano. En medio del conflicto que mantiene con las autoridades por un proyecto de ley que obligaría a las compañías digitales a pagar por divulgar la información producida por los medios, la tecnológica estadounidense decidió bloquear este jueves la publicación de noticias en toda Australia.

Como resultado, todos los artículos redactados por los medios australianos quedaron vetados en Facebook -el muro de sus medios lucía vacío con tan solo un “Aún no hay publicaciones” en la cabecera-, mientras que los artículos producidos por los medios fuera de Australia no eran visibles para los usuarios del país oceánico.

Además, la inesperada decisión de Facebook tuvo un impacto colateral en varios servicios de emergencias australianos. Departamentos como el Servicio de Bomberos de Australia Occidental, la Oficina Nacional de Meteorología, WWF Australia o el Departamento de Salud de Australia del Sur quedaron bloqueados de manera temporal. La tecnológica actuó con rapidez para restablecer sus perfiles y aseguró que “no deberían” haberse visto afectados.

La decisión de Facebook fue duramente criticada en el país oceánico, provocando el enfado de medios de comunicación, políticos, activistas y numerosos ciudadanos, a los que se les privó de utilizar la red para acceder a contenidos informativos o de algunos servicios de emergencia.

El ministro del Tesoro y número dos del Gobierno, Josh Frydenberg, calificó la decisión de la empresa de “equivocada”, “innecesaria” y “excesiva”, y aseguró que “daña su reputación” en Australia.

Además, indicó que mantuvo una conversación “constructiva” con el presidente y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien a su vez le “planteó algunas cuestiones” respecto al código de negociación impulsado por el Gobierno.

El proyecto de ley que ha desatado la disputa contempla que las firmas tecnológicas alcancen un acuerdo con los medios de comunicación para remunerarles por la creación de esas noticias conforme a la monetización de los enlaces publicados en la plataforma. De no alcanzarse un acuerdo, esa cifra sería decidida por un tribunal que actuaría como intermediario.

Pese a la oposición de las tecnológicas, la ley cuenta con amplio consenso entre la clase política australiana. El miércoles, el proyecto fue aprobado por la Cámara de Representantes, y está previsto que la semana que viene sea tramitado en el Senado.

Tras el bloqueo sorpresa, Facebook publicó un comunicado en el que señaló que existen “desacuerdos fundamentales” en la propuesta de ley y decidió “restringir la capacidad de los editores” y el resto de australianos para compartir o leer contenidos noticiosos “producidos por medios australianos o internacionales”.

La estrategia de confrontación de Facebook difiere de la adoptada por Google, otra de las grandes afectadas por la normativa. Pese a que la empresa estadounidense amenazó con dejar de operar en el país, ahora ha optado por una vía más conciliadora.