Inicio Locales Florida retendrá salario de directivos escolares por imponer mascarillas

Florida retendrá salario de directivos escolares por imponer mascarillas

125

El Gobierno de Florida advirtió este lunes que podría retener el salario de los superintendentes escolares que desafíen la orden ejecutiva que prohíbe el uso obligatorio de mascarillas en las escuelas.

Esta advertencia se lanza mientras el estado se mantiene como epicentro de la pandemia en Estados Unidos.

La Oficina del gobernador, Ron DeSantis, anunció este lunes, en un comunicado al canal local de CBS, que la Junta de Educación de Florida podría retener los salarios de los superintendentes y miembros de juntas escolares que desafíen la mencionada orden.

En julio pasado, DeSantis firmó el decreto con entrada en vigor de manera inmediata dirigido a parar cualquier «rebelión» en los distritos escolares contra las leyes de Florida, las cuales nunca han obligado al uso obligatorio de mascarillas durante la pandemia.

«La financiación de la educación está destinada a beneficiar a los estudiantes, ante todo, no a los sistemas», señaló la oficina de DeSantis en un comunicado enviado este lunes a CBS4.

«Las prioridades son proteger los derechos de los padres y garantizar que los estudiantes tengan acceso a una educación de calidad que satisfaga sus necesidades únicas», dijo.

De esta manera, la confrontación está servida.

Este mismo lunes el superintendente de las escuelas públicas del condado de Leon (centro de Florida), Rocky Hanna, anunció que los estudiantes de primaria y secundaria deberán usar mascarillas cuando comience el próximo curso escolar, a finales de este mes de agosto.

En una conferencia de prensa, Hanna explicó que tomó la decisión después de hablar con muchos miembros de la comunidad.

Además de con médicos del hospital Tallahassee Memorial HealthCare, según el canal local WCTV.

«(…) Dios no quiera que perdiéramos un niño por este virus, no puedo simplemente culpar al gobernador», afirmó el superintendente.

«Estas máscaras no solo protegen a la persona que la lleva, también protege a la persona que está a su lado, delante y detrás de ella», dijo.

Así Hanna se refirió a los niños en las clases.

Por su parte, el superintendente de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade, Alberto Carvalho, también dejó clara su posición en una entrevista con el mismo canal de noticias.

«Es triste que actualmente en Estados Unidos veamos esta narrativa retórica profundamente influenciada por la política en lugar de la medicina», precisó.

Miami-Dade alberga al cuarto distrito escolar más grande de Estados Unidos.

Los funcionarios de la junta escolar de este condado tomarán una decisión el próximo 16 de agosto sobre el uso de máscaras en las aulas.

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), entre el 29 de julio y el 5 de agosto se reportaron 93.824 casos pediátricos de COVID-19.

Los menores representan el 15 % de los casos reportados semanalmente en los EEUU.

La comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, que se perfila como candidata demócrata a gobernadora, respondió a DeSantis, sin nombrarlo.

«Quitarles fondos a las escuelas y a los administradores por rehusar poner en peligro a los niños es una peligrosa táctica de dictador tercermundista. Esto debería alarmar a todos en el país, no solo en Florida», afirmó.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU registraron un total de 10,1 millones de niños en todo el país menores de 18 años que recibieron al menos una dosis de vacuna contra la COVID-19.

Florida viene rompiendo hace 4 días su propio récord de casos confirmados.

Este lunes reportó la cifra de 56.633 nuevos casos contabilizados entre el sábado y el domingo últimos.

No obstante, aumenta el riesgo en los hospitales con 14.000 ingresos por la COVID-19.