Inicio Nacionales Fundadora de Black Lives Matter abandona la organización tras acusaciones sobre su...

Fundadora de Black Lives Matter abandona la organización tras acusaciones sobre su patrimonio

69

Una cofundadora del movimiento de protesta contra el racismo en Estados Unidos Black Lives Matter anunció ayer que deja el cargo de directora ejecutiva de la fundación. Patrisse Cullors condenó lo que calificó de campaña de difamación de la extrema derecha, y aseguró que ni las acusaciones sobre el origen de su patrimonio ni las críticas recientes de otros activistas negros han influido en su partida. 

Cullors, quien ha estado al frente de la Black Lives Matter Global Network Foundation durante casi seis años, dijo que se va para concentrarse en otros proyectos, incluido el próximo lanzamiento de su segundo libro y un contrato de desarrollo de televisión de varios años con Warner Bros. 

«He creado la infraestructura, el apoyo y los cimientos necesarios para poder irme», dijo Cullors a la agencia AP. «Parece que es el momento adecuado», añadió.  La partida de Cullors llega en un momento de apoyo masivo y de influencia política tanto en los Estados Unidos como en el mundo para el movimiento, que se nació hace casi ocho años en respuesta a las injusticias contra los estadounidenses negros. 

No obstante, la renuncia ocurre tras la polémica sobre las finanzas de la fundación y sobre el patrimonio personal de Cullors. La activista, de 37 años, ha insistido en que su marcha se ha venido planeando durante más de un año y no tiene nada que ver con los ataques  que ha sufrido por parte de grupos de extrema derecha o por cualquier disensión dentro del movimiento.  «Fueron ataques de la derecha que intentaron desacreditar mi carácter, y no opero con lo que la derecha piensa de mí», dijo. 

La fundación BLM reveló a AP en febrero que había recaudado algo más de 90 millones de dólares en 2020 y que terminó el año con un saldo de más de 60 millones tras gastar casi una cuarta parte de sus activos en gastos operativos, subvenciones a organizaciones dirigidas por negros y otras donaciones caritativas para las familias de víctimas negras de la brutalidad policial que no han podido acceder a los recursos necesarios para lidiar con su trauma y pérdida. 

El mes pasado, el New York Post informó que  Cullors, una autodenominada marxista, había comprado una lujosa casa de  1,4 millones de dólares en Topanga Canyon, cerca de Malibú, y poseía otras tres casas, incluido un rancho en Georgia.

Facebook prohibió a los usuarios compartir la historia, citando preocupaciones de privacidad, y un periodista negro dijo que no pudo acceder a su cuenta de Twitter tras publicar el artículo. Tras el citado artículo, críticos conservadores, pero también algunos activistas negros, pidieron una investigación sobre si Cullors había utilizado los fondos de la organización para enriquecerse.

En abril, la fundación declaró que Cullors era una directora ejecutiva voluntaria que, antes de 2019, había “recibido un total de 120.000 dólares desde el inicio de la organización en 2013 por su trabajo como portavoz y por participar en el trabajo de educación política”.“ Como organización sin ánimo de lucro registrada, (la fundación) no puede y no comprometió ningún recurso organizacional para la compra de una propiedad personal por parte de ningún empleado o voluntario”, dijo la fundación en un comunicado. «Cualquier insinuación o afirmación en contrario es categóricamente falsa». 

En 2018, Cullors publicó el libro «When They Call You a Terrorist: A Black Lives Matter Memoir», que se convirtió en un bestseller del New York Times. También ha sido consultora en una serie de proyectos de justicia racial fuera de BLM, recibiendo compensaciones por ese trabajo a título personal.