Inicio Nacionales Joe Biden anuncia que retirará a las tropas estadounidenses de Afganistán

Joe Biden anuncia que retirará a las tropas estadounidenses de Afganistán

99

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles la decisión de retirar las tropas que permanecen en Afganistán -alrededor de 3.500- para el próximo 11 de septiembre, fecha que marcará el vigésimo aniversario de los atentados a las Torres Gemelas.

“Fuimos a Afganistán por un horrible ataque que ocurrió hace 20 años. Eso no explica por qué debemos seguir allí en 2021”, expresó el mandatario en un discurso transmitido desde la “Sala de los Tratados” de la Casa Blanca, desde donde el entonces presidente George W. Bush anunció el inicio de la ofensiva militar.

“Soy el cuarto presidente que gobierna con una presencia de tropas estadounidenses en Afganistán. Dos republicanos y dos demócratas. No pasaré esa responsabilidad a un quinto. Concluí que es tiempo de que las tropas estadounidenses vuelvan a casa, no podemos esperar continuar con este ciclo esperando crear condiciones ideales para la retirada”, agregó.

La primera etapa del plan comenzará el 1 de mayo. El mandatario indicó que la salida “no será apresurada” sino que se hará de manera “responsable, deliberada y segura, en coordinación absoluta con nuestros aliados”. “Creo que nuestra presencia en Afganistán debería estar centrada en la razón por la cual fuimos en primer lugar: para asegurar que Afganistán no sea usado como una base para atacar nuestra patria. Nosotros cumplimos con ese objetivo”, expresó.

En esa línea, indicó que si bien el país no continuará teniendo presencia militar en el país, sí continuará “con trabajo diplomático y humanitario, y continuará apoyando al gobierno afgano”. “También seguiremos proveyendo asistencia a sus fuerzas armadas y de seguridad. Junto a nuestros aliados hemos entrenado y equipado a una fuerza local de más de 300.000 personas. Ellos continuarán luchando por los afganos y apoyarán negociaciones de paz, al igual que nosotros”, dijo.

Poco después del anuncio de Biden, los países de la OTAN confirmaron en un comunicado propio comenzar la retirada de sus propias tropas -alrededor de 7.000- en la misma fecha. Y, según el periódico The Times, Reino Unido también retirará sus aproximadamente 750 soldados.

También el miércoles, pero antes del anuncio, presidente afgano Ashraf Ghani declaró el miércoles que las fuerzas nacionales son “totalmente capaces” de defender al país, después de conversar con su homólogo estadounidense sobre la decisión.

Afganistán respeta totalmente la decisión estadounidense, añadió el presidente. “Vamos a trabajar conjuntamente para garantizar una transición pacífica”, prometió, tras su conversación telefónica con Biden. No obstante, el gobierno de Kabul, con apoyo internacional, controla débilmente solo algunas partes del país, mientras los talibanes se fortalecen.

Cada vez más voces predicen que los insurgentes tratarán de hacerse con todo el poder en cuanto desaparezca la cobertura militar de Washington.

Más allá de ello, en otro pasaje de su discurso Biden se refirió a los talibanes aseguró que su administración hará que “rindan cuentas” por su papel en el conflicto. E instó a Pakistán -donde históricamente miembros de este grupo se han refugiado en el marco de los enfrentamientos- Rusia, China India y Turquía a que apoyen al gobierno de Kabul.

Sin citar a Irán, que comparte una porosa frontera con Afganistán, indicó que los países de la región “tienen un significativo interés” en la futura estabilidad de Kabul. Pakistán fue históricamente un apoyo para los talibanes, que gobernaron entre 1996 y 2001, y fueron derrocados por la invasión estadounidense tras los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Según un acuerdo negociado por el expresidente republicano Donald Trump, los talibanes se comprometieron a no dar cobijo a Al Qaeda ni a ningún grupo extremista, lo que constituyó la razón principal para la invasión de 2001.

La decisión de Biden coincide con el anuncio de Turquía de acoger del 24 de abril al 4 de mayo una conferencia de paz respaldada por Estados Unidos que reunirá al gobierno afgano, a los talibanes y a socios internacionales.

Pero Mohammad Naeem, portavoz de la oficina de los talibanes en Catar, dijo que los insurgentes no participarán en ninguna conferencia “antes de que todas las fuerzas extranjeras se hayan completamente retirado”.