Inicio Salud Johnson & Johnson anunció que una dosis de refuerzo de su vacuna...

Johnson & Johnson anunció que una dosis de refuerzo de su vacuna multiplicó nueve veces la protección contra el coronavirus

54

Una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson aumentó de manera sensible los niveles de anticuerpos, según datos provisionales de dos ensayos en etapa inicial anunciados por la compañía el miércoles.

La aplicación de la segunda inyección se realizó entre seis y ocho meses después de la primera. Las personas que recibieron un refuerzo vieron que los anticuerpos de unión aumentaron nueve veces más que 28 días después de la primera inyección, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

A diferencia de los anticuerpos neutralizantes, que destruyen el virus, los anticuerpos de unión se adhieren al virus pero no lo destruyen ni previenen la infección. En cambio, alertan al sistema inmunológico de su presencia para que se puedan enviar glóbulos blancos para destruirlo.

Varios países, incluido Estados Unidos, han comenzado a ofrecer dosis de refuerzo a individuos vulnerables, incluidos los inmunodeprimidos, ya que la variante Delta se ha extendido y algunas personas vacunadas se contagiaron.

Los datos provienen de dos estudios de Fase 2 realizados en Estados Unidos y Europa. Varias de las aproximadamente 2.000 personas en los estudios recibieron dosis de refuerzo seis meses después de sus primeras dosis de la vacuna de J&J.

Hasta el momento no había evidencia sobre el efecto de una dosis de refuerzo de la vacuna J&J. Los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos estaban esperando noticias sobre cómo asesorar a las personas inmunodeprimidas que recibieron la vacuna J&J.

Según J&J, los estudios mostraron aumentos significativos en las respuestas de anticuerpos de unión en participantes de 18 a 55 años y en los de 65 años o más que recibieron una dosis de refuerzo más baja.

Los resúmenes de los estudios se envían al servidor de preimpresión MedRxiv antes de la revisión por pares.

Los resultados se publicaron antes de los resultados largamente esperados del gran ensayo de vacunas de dos dosis de J&J. Un portavoz dijo que esos resultados estarán disponibles en las próximas semanas.

En julio, J&J publicó datos provisionales de Fase 1/2a en el New England Journal of Medicine que mostraban que los anticuerpos neutralizantes generados por su vacuna permanecían estables ocho meses después de la inmunización con una sola dosis.

“Con estos nuevos datos, también vemos que una dosis de refuerzo de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19 aumenta aún más las respuestas de anticuerpos entre los participantes del estudio que ya habían recibido nuestra vacuna”, dijo en un comunicado Mathai Mammen, jefe de investigación y desarrollo de la división farmacéutica Janssen de J&J.

“Esperamos discutir con los funcionarios de salud pública una estrategia potencial para nuestra vacuna Johnson & Johnson COVID-19, potenciando ocho meses después, o más, de la vacunación primaria de dosis única”, agregó.

Varios científicos han expresado su preocupación de que las personas que recibieron la inyección de J&J necesitarían refuerzos. Un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Nueva York encontró que una “fracción significativa” de las muestras de sangre de los receptores que recibieron la inyección J&J tenían anticuerpos neutralizantes bajos contra Delta y varias otras variantes del coronavirus.

J&J dijo que la compañía está trabajando con los CDC, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU., la Agencia Europea de Medicamentos, la Organización Mundial de la Salud y otras autoridades de salud para administrar una vacuna de refuerzo con la vacuna Johnson & Johnson COVID-19.

Debido a su conveniencia de una dosis y a los requisitos de almacenamiento y envío menos onerosos, la inyección de J&J se promocionó al principio como una herramienta importante para las campañas de vacunación en áreas de difícil acceso. Pero después de algunos problemas de seguridad y los tropiezos de fabricación, tiene la aceptación más baja de Europa entre todas las vacunas aprobadas para su uso, y también ha luchado por ganar terreno en los Estados Unidos.