Inicio Nacionales La Corte Suprema de EEUU mantiene la ley de Texas que prohíbe...

La Corte Suprema de EEUU mantiene la ley de Texas que prohíbe la mayoría de los abortos

40

La Suprema Corte de Estados Unidos rechazó suspender una ley de Texas que prohíbe el aborto después de las seis semanas de embarazo.

El Tribunal, muy dividido con cuatro de sus nueve miembros opuestos a la decisión, no se pronunció sobre la constitucionalidad de esa ley que entró en vigor 24 horas antes, pero señaló “cuestiones de procedimiento complejas y nuevas”.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se unió a la minoría progresista pero no fue suficiente dada la mayoría conservadora.

La medida supone que prácticamente se veta abortar en Texas, ya que ni siquiera contempla excepciones en casos de incesto o violación.

En Estados Unidos, no ha entrado en vigor ninguna otra ley que prohíba abortar a partir de las seis semanas de gestación, cuando muchas mujeres no saben que están embarazadas,

En su solicitud de emergencia para bloquear la legislación, las clínicas de servicios abortivos advirtieron de que la ley “reduce inmediatamente y catastróficamente el acceso al aborto en Texas, prohibiendo cuidados al menos el 85 % de los pacientes” que requieren de una intervención de este tipo en el estado.

“Al llegar a esta conclusión, subrayamos que no pretendemos resolver definitivamente ninguna reclamación jurisdiccional o sustantiva en la causa de los demandantes. En particular, esta orden no se basa en ninguna conclusión sobre la constitucionalidad de la ley de Texas, y no limita de ningún modo otras impugnaciones adecuadas procesalmente a la ley de Texas, incluyendo en las cortes estatales del estado de Texas”, dijo el tribunal en un fallo sin firmar.

Antes de Texas, donde más del 85% de los abortos se realizan después de las seis semanas de embarazo, doce estados aprobaron leyes equivalentes, pero todas fueron derogadas en los tribunales porque violan la jurisprudencia de la Corte Suprema.

El aborto fue reconocido como un derecho constitucional en EEUU en 1973 gracias al fallo de la Corte Suprema en el caso “Roe contra Wade”, en el que reconoció que una mujer puede terminar con su embarazo durante los primeros seis meses de gestación.

Pero Texas redacto su ley en forma diferente: no le corresponde a las autoridades hacer cumplir la medida, sino “exclusivamente” a los ciudadanos quienes son alentados a presentar denuncias civiles contra organizaciones o personas que ayudan a las mujeres a abortar