Inicio Nacionales La FDA está cerca de aprobar la tercera dosis de la vacuna...

La FDA está cerca de aprobar la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 para inmunodeprimidos en EE.UU.

69

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) está cerca de enmendar las autorizaciones de uso de emergencia para las vacunas Pfizer y Moderna para permitir que las personas inmunodeprimidas puedan recibir una una tercera dosis de las fórmulas contra el COVID-19, según dos fuentes adelantaron a la cadena NBC.

Un panel de asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se reunió en julio e instó a tomar medidas para proteger a las personas con sistemas inmunodeprimidos con dosis adicionales, ya que los expertos de la salud coinciden en que están entre la población más vulnerable al virus, en especial dado el avance de la variante Delta en Estados Unidos, mucho más contagiosa que otras.

Esta medida sería parte de un cambio que refleja una creciente preocupación de la administración del presidente Joe Biden sobre estas personas, y se traduciría en que personas con respuestas inmunitarias deterioradas con, por ejemplo, ciertos tipos de cáncer, podrían obtener una tercera dosis de refuerzo de forma legal. Los expertos explican que sería una alternativa más segura a que busquen una dosis por su cuenta.

El grupo asesor de los CDC está programado para reunirse el viernes, cuando votaría si recomendar oficialmente una tercera vacuna para las personas inmunodeprimidas, ya que se necesita la aprobación del panel antes de que los médicos puedan comenzar a recetar dosis adicionales. La votación solo se realiza después de que la FDA tome medidas reglamentarias, como la enmienda esperada a la autorización de uso de emergencia.

La autorización de uso de emergencia no incluye personas completamente vacunadas, por lo demás sanas.

El coronavirus persiste durante mucho más tiempo de lo habitual en algunas personas inmunodeprimidas y tiene oportunidades de dar grandes saltos evolutivos, se desprende de la investigación del NEJM. Según los especialistas, variantes que ahora están en circulación pueden haber surgido de esa manera, han dicho los investigadores, y dejar desprotegidas a las personas con sistemas inmunológicos deteriorados puede abrir la puerta a variantes más peligrosas.

Desde la FDA y los CDC ya exploraban programas especiales para administrar las vacunas adicionales a estos grupos de pacientes. Ahora la FDA pretende modificar las autorizaciones de emergencia de al menos dos de las vacunas.

Al mismo tiempo, las autoridades locales en EEUU esperan la aprobación total de la vacuna de Pfizer-BioNTech para principios de septiembre, o incluso antes.

De aprobarse esta estrategia de inmunización, Estados Unidos se uniría a Alemania, Francia, Hungría e Israel al dar inyecciones de refuerzo, ignorando una petición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de esperar hasta que más personas en todo el mundo puedan recibir su primera vacuna.

En los Estados Unidos, al menos el 3% de la población está inmunodeprimida debido a razones médicas como algunos cánceres, trasplantes de órganos, enfermedad hepática crónica, insuficiencia renal y diálisis, o debido a medicamentos ampliamente recetados como Rituxan, esteroides y metotrexato.