Inicio Mundo La Justicia griega declaró al líder del partido neonazi Amanecer Dorado culpable...

La Justicia griega declaró al líder del partido neonazi Amanecer Dorado culpable de “dirigir una organización criminal”: disturbios en Atenas

66

El fundador y líder del partido neonazi griego Amanecer Dorado, Nikos Michaloliakos, fue declarado culpable el miércoles de “dirigir una organización criminal” y enfrenta junto a otros miembros de la organización dura sentencias en uno de los juicios más importantes en la historia política del país.

La sentencia provocó aplausos en la sala de la audiencia y una explosión de júbilo entre las 15.000 personas que se congregaron ante el palacio de justicia.

Cuando los manifestantes empezaron a lanzar cócteles molotov, la policía uso gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y cañones de agua para dispersar la multitud.

Nikos Michaloliakos, de 62 años, negacionista y admirador del nacionalsocialismo, fue declarado culpable de “dirigir una organización criminal”, así como a otros seis miembros destacados del partido. Él es uno de los 68 acusados en este proceso, en el que se juzgan un asesinato y dos intentos de homicidio.

El tribunal penal de Atenas también declaró a Yorgos Roupakias, miembro de Amanecer Dorado, culpable del asesinato de un rapero antifascista en 2013.

El activista de izquierdas Pavlos Fyssas fue asesinado con arma blanca el 18 de septiembre de 2013, a la edad de 34 años, delante de una cafetería de su barrio de Keratsini, un suburbio del oeste de Atenas. Su asesino, que reconoció haberlo matado, puede ser condenado a cadena perpetua.

El ataque provocó indignación y los cargos de que Amanecer Dorado era una organización de estilo paramilitar que utilizaba palizas, intimidación y asesinatos como tácticas, todo con el conocimiento de los miembros de alto rango del partido.

La madre del rapero asesinado fue vista celebrando el veredicto en la audiencia.

Ninguno de los miembros de mayor rango del partido estuvo presente en el tribunal.

Michaloliakos y los otros miembros de alto nivel enfrentan sentencias de cárcel de cinco a 15 años.

Las sentencias se anunciarían en audiencias separadas.

La multitud había comenzado a reunirse dos horas antes de que se dictaran los veredictos en respuesta a un llamado del movimiento antifascista, sindicatos y partidos de izquierda.

“La gente quiere a los nazis en la cárcel”, se leía en los carteles.

También se desplegaron cientos de policías en el juzgado, a pocos kilómetros del centro histórico de la capital.

El martes, los legisladores del principal partido opositor de izquierda Syriza levantaron cartas en el parlamento que decían “no son inocentes”.

El año pasado hubo un alboroto cuando la fiscal principal Adamantia Economou pidió la absolución de los líderes del partido sobre la base de que no se había probado la existencia de una organización criminal.

¿Sentencias pesadas?

En total, 68 miembros del partido han sido juzgados, incluido Michaloliakos y más de una docena de otros exdiputados como él, que fueron elegidos en 2012 como el grupo abiertamente xenófobo que capitalizó el descontento por el desempleo y la migración.

Además de emitir un veredicto en el juicio por asesinato de Fyssas y el juicio de los principales líderes de Amanecer Dorado, el tribunal también debía dictar sentencias para otros dos casos de agresión que supuestamente involucraban a miembros del grupo.

Un pescador egipcio quedó con dientes rotos y heridas en la cabeza después de ser golpeado con palos y barras de metal en junio de 2012 mientras dormía.

Poco más de un año después, unos comunistas que colgaban carteles fueron atacados con garrotes con clavos.

Amanecer Dorado estaba en su apogeo político en el momento del asesinato de Fyssas, habiendo ganado 18 escaños en el parlamento de 300 escaños en 2012 en medio de la ira por una crisis financiera en Grecia que desacreditó a los principales partidos políticos.

Tres años después, también envió a tres diputados al parlamento europeo en otra fuerte actuación.

Pero la investigación pasó factura, lo que provocó que varios miembros de alto rango desertaran. En las últimas elecciones de 2019, el partido no logró obtener un solo escaño.