Inicio Nacionales Las tiendas de comestibles en EEUU podrían sufrir escasez de suministro

Las tiendas de comestibles en EEUU podrían sufrir escasez de suministro

28

Las tiendas de comestibles en EE.UU. podrían recibir cantidades limitadas de productos o no tener algunos sabores o artículos debido a los problemas de mano de obra, materia prima o transporte que afrontan los fabricantes de alimentos, revelaron medios locales.

Según la cadena CNN, que citó correos electrónicos a los que tuvo acceso, muchos fabricantes han advertido a las tiendas sobre la disponibilidad de ciertos productos de cara a las celebraciones de otoño e invierno.

Incluso, algunos de los proveedores han pedido a las tiendas que cancelen sus promociones de ciertos artículos durante las fiestas para que estos no desaparezcan rápidamente de los estantes.

CNN reveló correos electrónicos enviados a cuatro distribuidores que no identificó por representantes de productores como Mondelez, Unilever y McCormick en los que anticipaban que impondrán topes de compra o tendrán disponibilidad limitada de algunas de sus marcas.

Esto afectaría, entre otros, a ciertos sabores de los helados Ben & Jerry’s, a la línea de especies gourmet de McCormick, algunas de las presentaciones de los pasteles congelados de Marie Callender’s, así como a determinados cereales o desayunos congelados.

Las empresas alegaron un aumento de la demanda, escasez de mano de obra, “limitaciones en la cadena de suministro” o “desafíos logísticos”.

La cadena de noticias aseguró que algunas de las tiendas están tratando de tener inventario o han empezado a recurrir a proveedores secundarios para cuando sus principales abastecedores no puedan cumplir sus pedidos.

En la semana que concluyó el pasado 3 de octubre, cerca del 18 % de las bebidas y los productos de panadería, el 16 % de los bocadillos y el 15 % de los alimentos congelados y los dulces se agotaron en las tiendas, reveló CNN, citando datos de la firma IRI, que hace seguimiento de las existencias en las cadenas de supermercados, grandes almacenes y farmacias, entre otros.

Antes de la pandemia, apuntó la versión periodística, entre el 7 % y el 10 % de los productos solían estar agotados en las estanterías.