Inicio Economía Mercados y precios del petróleo se derrumban ante nueva variante de la...

Mercados y precios del petróleo se derrumban ante nueva variante de la covid-19

100

La tregua alcista de ayer se trunca por completo, y da paso a un severo correctivo en todos los mercados. Las nuevas variantes del Covid activan las alertas entre los inversores. El petróleo se desploma, y las Bolsas en Europa se desinflan hasta 4%, también en un Ibex que acusa los varapalos a bancos, empresas de materias primas y, sobre todo, turísticas.

La agenda del día favorecía una continuidad en la tregua de ayer, propiciada por el ‘Día de Acción de Gracias’ en Estados Unidos. El semipuente festivo en Wall Street incluye hoy una jornada sin referencias y con cierre adelantado.

La agenda del resto de mercados también contribuía a evitar sobresaltos. Pero el Covid, de nuevo, trunca cualquier esperanza de tregua. Las alertas se desatan ante la aparición de nuevas variantes de coronavirus que podrían resultar más contagiosas.

Los temores se disparan ante la posibilidad de que estas nuevas variantes puedan ser más resistentes frente a las vacunas. Según los primeros estudios científicos, se trataría de una combinación inusual de mutaciones, «la más significativa hasta la fecha», con una proteína completamente diferente a la original, de ahí los temores sobre su resistencia frente a las vacunas.

Los focos incipientes se han detectado en zonas tan alejadas como Sudáfrica y Hong Kong, aunque los propios científicos admiten que lo más probable es que estas mutaciones del virus estén ya en otros destinos.
La propagación de las nuevas variantes multiplican los temores ya existentes a la adopción de restricciones adicionales y más severas para intentar frenar los contagios. La sombra de los confinamientos en Austria planea sobre otros países europeos, como Alemania, que antes de estas nuevas variantes ya se planteaba endurecer las medidas.

Con este panorama, las previsiones económicas se debilitan, y con ello, las expectativas de mejoras adicionales en los beneficios empresariales, uno de los principales motores del rally bursátil vivido este año.

La desaceleración del crecimiento no es la única inquietud macroeconómica entre los analistas. Las tensiones inflacionistas persisten y no encuentran freno, tal y como ha reflejado hoy uno de los pocos datos macro relevantes de la jornada, el de precios de importación de Alemania. La subida interanual se ha disparado al 21,7%, sobre 19,6% que descontaba el mercado.

La primera referencia de la jornada, los mercados asiáticos, dieron muestras ya del grado de alerta que activan los inversores ante las nuevas variantes del Covid.

El Nikkei de Tokio se ha desplomado al cierre 2,53%. En Wall Street, la minitregua esperada hoy en pleno Black Friday y con solo media sesión da paso a un correctivo de hasta 2% en los futuros del Dow Jones.

El desplome es mucho más acusado aún en Europa, y en la Bolsa española. La oleada bajista se recrudece en el Ibex, uno de los índices bursátiles europeos con mayor exposición directa al turismo. El varapalo supera por momentos el 4%, y borra de golpe los 8.800, los 8.700, los 8.600 y hasta los 8.500 puntos del Ibex.

Los valores más sensibles a las restricciones por el coronavirus afrontan una jornada aciaga. La oleada bajista se ceba con las empresas más vinculadas con el turismo. La Unión Europa ha interrumpido los vuelos con Sudáfrica, y los inversores temen que la adopción de nuevas restricciones frene la recuperación esperada en el sector.

IAG, Aena, Amadeus y Meliá cerraron ayer con subidas unánimes, especialmente contundentes en Meliá, disparada un 5,6% por el apoyo de Jefferies. La sesión de hoy adquiere un signo mucho más bajista en sus cotizaciones, con pérdidas de hasta el 14% en IAG. La aerolínea es la más damnificada por la suspensión de vuelos entre Reino Unido y Sudáfrica, una medida que afecta de lleno a su división British Airways.

Los sectores cíclicos afrontan otro deterioro adicional en las perspectivas de crecimiento. Empresas ligadas a las materias primas como Repsol, ArcelorMittal y Acerinox acusan el desplome que adoptan commodities como el petróleo y el gas.

El sector bancario, a su vez, afronta un escenario económico más sombrío que, a su vez, podría retrasar en mayor medida las subidas de tipos del Banco Central Europeo.

Todo un peso pesado como Inditex ya se había visto afectado en las últimas jornadas por las noticias de los confinamientos de Austria y las mayores restricciones que podrían adoptar países como Alemania. Las nuevas variantes del Covid elevan el grado de incertidumbre sobre el consumo, y deparan mínimos intradía en las acciones del gigante texti.

Los valores con un perfil más defensivo del Ibex ofrecen mayor resistencia a las caídas. Cellnex amaga con los avances, y empresas como Red Eléctrica y Viscofan intentan minimizar los descensos en su cotización.

El resto de Bolsas europeas sufre varapalos algo menos contundentes que el Ibex, con la excepción en todo caso del Cac francés, uno de los índices europeos estrella de 2021. Los inversores ponen bajo vigilancia a la Bolsa de Londres, con Reino Unido como principal país receptor de viajeros desde Sudáfrica y Hong Kong, dos de los primeros focos de la nueva variante de Covid.

Las alertas se concentran en sectores como el de aerolíneas y hoteleras, así como en las empresas petroleras y mineras, con especial incidencia en estos dos casos en el Ftse británico. Los índices sectoriales de bancos y aerolíneas registran bajadas cercanas incluso al 4% en Europa. Una de las pocas notas alcistas de la jornada la pone Software AG. La firma alemana de software empresarial ha anunciado que abre un proceso de venta de la compañía, de ahí que los inversores se anticipen a posibles ofertas con subidas del 10%.

La ola de pesimismo que provocan las nuevas variantes del Covid acelera las desinversiones en el mercado de materias primas, al descontar un crecimiento económico más moderado. El precio del petróleo roza el 4% de pérdida, de forma que a la cotización del barril de Brent se repliega hasta los 79 dólares. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, cae hasta los 75 dólares.

El perfil más defensivo que vuelven a adoptar los inversores refuerza la cotización del dólar. El euro repite en zona de mínimos de 15 meses, al borde del nivel de 1,12 dólares. La libra británica acusa las alertas sanitarias sobre Reino Unido por su mayor vinculación con focos de la nueva variante del Covid como Sudáfrica y Hong Kong, y en su caída pierde incluso el nivel de 1,33 dólares. La búsqueda de refugios refuerza los máximos de seis años del franco suizo frente al euro.

El nuevo brote de pesimismo y las desinversiones en renta variable relanzan la toma de posiciones en un mercado con un perfil más defensivo como la deuda pública. Las compras desinflan las rentabilidades de los bonos.

Las tasas negativas de interés del bund alemán aumentan en cerca de 10 puntos básicos desde ayer, al superar hoy con crecer el umbral del -0,30%.En España, la rentabilidad del bono a diez años baja hacia el +0,45%, mientras que en EEUU el interés de la deuda a diez años se desinfla al borde del +1,50%.

Las compras se abren paso igualmente en el oro. El metal precioso ejerce de activo refugio y recupera la barrera de los 1.800 dólares la onza. Un activo con un perfil mucho menos defensivo como el bitcoin adquiere un signo bajista que devuelve su precio hacia el entorno de los 55.000 dólares.