Inicio Mundo Miles de personas marcharon contra Putin en Khabarovsk, el lejano oriente ruso

Miles de personas marcharon contra Putin en Khabarovsk, el lejano oriente ruso

113

Multitudinarias manifestaciones contra el gobierno se celebraron este sábado en Khabarovsk, en el Lejano Oriente ruso, tras el arresto de un popular gobernador regional y su sustitución esta semana por un político nombrado por el Kremlin que nunca ha vivido en esta zona del país.

Los habitantes de Khabarovsk, cerca de la frontera con China, salieron a la calle tras el arresto, el 9 de julio, del gobernador Sergéi Furgal, acusado de asesinatos y destituido oficialmente el pasado lunes.

Estas manifestaciones se cuentan entre las más importantes contra el gobierno ruso desde hace años y el Kremlin afirmó esta semana que estaban instigadas desde fuera de la región por militantes de la oposición.

Este sábado, decenas de miles de manifestantes llenaron las calles de la ciudad, agitando banderas regionales, portando pancartas y repitiendo consignas contra el presidente Vladimir Putin. ”Queremos que liberen a nuestro gobernador porque creemos que muy probablemente fue detenido ilegalmente”, declaró una manifestante, Alina Slepova, de 24 años.

Los policías, que llevaban mascarillas de protección, permitieron la protesta, pese a que siguen en vigor las restricciones debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Nada a cambio

Aunque comenzaron en reacción a la detención de Furgal, la movilización fue también una vía para canalizar la frustración con el Kremlin. ”El centro está absorbiendo recursos del Lejano Oriente”, dijo Alexander Gogolev, de 45 años, un manifestante que expresó su descontento porque la región no recibe “nada a cambio”.

Los periodistas que acudieron al lugar estimaron que se trató de la manifestación más importante desde el inicio de las protestas a principios de mes.

La policía en Moscú detuvo a al menos diez personas que se reunieron en la capital en apoyo a los manifestantes de Khabarovsk, según oenegés.

El lunes, Putin destituyó a Furgal, de 50 años, y nombró en su lugar a un diputado del mismo partido nacionalista LDPR, Mijaíl Degtiarev, de 39 años.

Furgal, que se encuentra en detención provisional en Moscú, está acusado de varios asesinatos perpetrados hace más de 15 años, cuando era empresario.

Sus adeptos consideran que este asunto es un intento de neutralizar a un adversario del partido en el poder, Rusia Unida. Miembro del LPDR, Furgal fue elegido gobernador contra el candidato del Kremlin con casi un 70% de los votos.

Los residentes de Khabarovsk ven a Degtiarev como un extraño sin experiencia y sin conexión con la región. En un video publicado en Instagram esta semana, el nuevo gobernador rechazó los llamados a que renunciara y dijo que las masivas manifestaciones no reflejaban la opinión pública general. Antes de las manifestaciones, sugirió que ciudadanos de fuera llegaron desde Moscú para ayudar a organizar la protesta.

El Kremlin rechazó estas acusaciones de injerencia extranjera, pero dijo que las manifestaciones eran un «nutriente […] para los alborotadores» y activistas de «pseudo-oposición».

Por su parte, el líder opositor, Alexéi Navalni, respaldó las protestas y esta semana afirmó que solo podrían ganar concesiones “con el apoyo de todo el país”.