Inicio Salud Novavax anunció que su vacuna contra el COVID-19 tuvo una eficacia del...

Novavax anunció que su vacuna contra el COVID-19 tuvo una eficacia del 90% en las pruebas realizadas en México y EEUU

86

El laboratorio Novavax reportó este lunes que su fórmula contra el COVID-19 presentó altos niveles de eficacia y también protegió contra las variantes en un amplio estudio de fase avanzada en Estados Unidos y México.

La candidata a vacuna tuvo una eficacia global de alrededor del 90,4% y los datos preliminares mostraron que era segura, dijo la empresa.

Aunque la demanda de inyecciones de COVID-19 en Estados Unidos ha disminuido drásticamente, la necesidad de más vacunas en todo el mundo sigue siendo crítica. Se espera que la vacuna Novavax, que es fácil de almacenar y transportar, desempeñe un papel importante en el aumento del suministro de vacunas en el mundo en desarrollo.

Sin embargo, aún faltan meses para que esa ayuda llegue. La empresa afirma que tiene previsto solicitar la autorización de las vacunas en EEUU, Europa y otros países para finales de septiembre y poder producir hasta 100 millones de dosis al mes para entonces.

“Muchas de nuestras primeras dosis se destinarán a países de ingresos bajos y medios, y ése era el objetivo inicial”, declaró a AP el director ejecutivo de Novavax, Stanley Erck.

Mientras que más de la mitad de la población estadounidense ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, menos del 1% de los habitantes del mundo en desarrollo se ha vacunado, según Our World In Data.

En el estudio de Novavax participaron casi 30.000 personas de 18 años o más en Estados Unidos y México. Dos tercios recibieron dos dosis de la vacuna, con tres semanas de diferencia, y el resto recibió placebos.

Se produjeron 77 casos de COVID-19, pero solo 14 en el grupo que recibió la vacuna. Ninguno de los miembros del grupo de la vacuna tuvo una enfermedad moderada o grave, en comparación con los 14 del grupo del placebo.

La vacuna fue igualmente eficaz contra varias variantes, incluida la que se detectó por primera vez en el Reino Unido y que es dominante en Estados Unidos, y en poblaciones de alto riesgo, como los ancianos y las personas con otros problemas de salud.

Los efectos secundarios fueron en su mayoría leves: sensibilidad y dolor en el lugar de la inyección. No hubo informes de coágulos de sangre inusuales o problemas cardíacos, dijo Erck.

Novavax informó de los resultados en un comunicado de prensa y tiene previsto publicarlos en una revista médica, donde serán examinados por expertos independientes. La empresa, con sede en Maryland, ya había dado a conocer los resultados de estudios más pequeños realizados en Gran Bretaña y Sudáfrica.

Las vacunas COVID-19 entrenan al organismo para que reconozca el coronavirus, especialmente la proteína de espiga que lo recubre, y se prepare para combatir el virus. La vacuna Novavax se fabrica con copias de esa proteína cultivadas en laboratorio. Esto es diferente de algunas de las otras vacunas que se utilizan actualmente, que incluyen instrucciones genéticas para que el cuerpo produzca su propia proteína de espiga.

La vacuna Novavax puede almacenarse en frigoríficos normales, lo que facilita su distribución. Novavax anunció anteriormente retrasos en la fabricación debido a la escasez de suministros. La empresa espera ahora alcanzar una producción de 100 millones de dosis al mes a finales de septiembre y 150 millones de dosis al mes en diciembre.

La empresa se ha comprometido a suministrar 110 millones de dosis a Estados Unidos durante el próximo año y un total de 1.100 millones de dosis a los países en desarrollo.

En mayo, la alianza de vacunas Gavi anunció que había firmado un acuerdo para comprar 350 millones de dosis de la vacuna de Novavax, cuyas entregas se estima que comenzarán en el tercer trimestre. COVAX, la iniciativa mundial de suministro de vacunas a los países, se enfrenta a una escasez crítica de vacunas después de que su mayor proveedor en la India suspendiera las exportaciones hasta finales de año,

Novavax lleva más de tres décadas trabajando en el desarrollo de vacunas, pero no ha sacado ninguna al mercado. El trabajo de la empresa en materia de vacunas contra el coronavirus está financiado en parte por el gobierno de Estados Unidos.