Inicio Mundo Nuevo ataque de Hamas contra Israel: un muerto y al menos ocho...

Nuevo ataque de Hamas contra Israel: un muerto y al menos ocho heridos

28

Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) alertaron este martes de un nuevo ataque con cohetes desde Gaza contra Tel Aviv y otras ciudades en la región central de Israel. Prácticamente en simultáneo, el grupo terrorista Hamas afirmó que lanzó 130 cohetes contra el principal centro económico de la nación judía.

Las IDF lanzaron sucesivas alertas en un lapso de pocos minutos, indicando el sonido de sirenas en distintas zonas de la ciudad y sus suburbios. Representantes de Hamas, en tanto, dijeron que el ataque era una respuesta a un bombardeo israelí que destruyó un edificio de 12 pisos en el que tienen oficinas varios de sus altos mandos.

Medios locales reportaron que uno de los proyectiles impactó en un autobús en Jolón, una ciudad en el distrito de Tel Aviv, hiriendo a tres personas, entre ellas una niña de cinco años. “Las intenciones de Hamás son claras: matar civiles israelíes. No toleraremos lo que está sucediendo”, indicaron las FDI en una publicación en sus redes sociales, en la que publicaron la foto del vehículo en llamas.

Minutos después, medios locales confirmaron la muerte de una mujer en la ciudad de Rishon Leziyon, otro suburbio de Tel Aviv, luego de que un misil impactara en un edificio residencial. Cuatro personas más resultaron heridas en Givatayim.

También sonaron alarmas en la región central de Israel. En concreto, en las ciudades de Ramat HaSharon, Raananna y Herzliya.

Uno de los cientos de misiles lanzados por Hamas impactó en un oleoducto ubicado entre las ciudades de Eilat y Ashkelon, causando un enorme incendio que los bomberos ya intentaban apagar.

El Ejército israelí afirmó que los ataques selectivos contra terroristas de Hamas y la Yihad Islámica dejaron 15 muertos -entre ellos el jefe de la unidad de misiles antitanques de Hamas, Iyad Fathi Faik Sharir- y que un tercio de los disparos de las milicias fallaron y cayeron en misma franja, “causando víctimas”. El segundo de estos grupos confirmó la muerte de dos de sus líderes durante las operaciones, mientras que autoridades de Gaza reportaron 28 muertos.

En noviembre de 2019, Israel mató a Baha Abu al Ata, comandante del grupo para el norte de la Franja de Gaza y responsable de varios ataques contra Israel. Su muerte provocó una ola de violencia que se tradujo en abundantes disparos de cohetes hacia territorio israelí y bombardeos contra la Franja.

El lunes por la noche, los bombardeos israelíes tenían por objetivo el hermano de Baha Abu al Ata, Mohammed, que habría resultado “herido”, según la Yihad Islámica.

Más temprano, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, anunció que Israel va a “intensificar” sus ataques contra Hamás.

“Desde ayer (lunes) el ejército llevó a cabo centenares de ataques contra Hamás y la Yihad Islámica en Gaza (…) y vamos a intensificar aún más la fuerza de nuestros ataques”, dijo el jefe de gobierno, en un mensaje de vídeo, agregando que Hamas “iba a ser golpeado de una manera que no se espera”.

El primer ministro efectuó esas declaraciones tras la muerte de dos israelíes, fallecidas en la ciudad de Ashkelon (ciudad ubicada en el sur del país) por cohetes lanzados desde Gaza. Docenas de personas resultaron heridas como consecuencia de los ataques contra la ciudad.

Funcionarios de Egipto dijeron que estaban tratando de negociar un alto el fuego, pero el nuevo ciclo de violencia estaba cobrando fuerza. Incluso antes de las muertes de las dos mujeres israelíes, el ejército israelí dijo que estaba enviando refuerzos de tropas a la frontera con la Franja de Gaza y el ministro de Defensa ordenó la movilización de 5.000 soldados de reserva.

El portavoz militar de Israel, teniente coronel Jonathan Conricus, dijo a los periodistas que sus fuerzas estaban reforzando las posiciones defensivas en la frontera para evitar posibles infiltraciones, además de aumentar su capacidad ofensiva, principalmente en el aire. Dijo que el objetivo era enviar un “mensaje claro” a Hamas.

Israel y Hamas han librado tres guerras y numerosas escaramuzas desde que el grupo miliciano tomó el control de Gaza en 2007. Las rondas recientes de combates generalmente terminan después de unos días, a menudo ayudadas por la mediación entre bastidores de Qatar, Egipto y otros gobiernos.

Un funcionario egipcio confirmó que el país estaba tratando de negociar una tregua. El funcionario, que habló bajo condición de anonimato, dijo que las acciones israelíes en Jerusalén habían complicado esos esfuerzos. Un funcionario de seguridad palestino, que también habló bajo condición de anonimato, confirmó los esfuerzos de alto el fuego.