Inicio Nacionales Tormenta invernal en EE.UU deja al menos 11 muertos y más de...

Tormenta invernal en EE.UU deja al menos 11 muertos y más de 4,3 millones de personas sin servicio eléctrico

102

La ola de frío inclemente que azota a buena parte de Estados Unidos seguirá extendiéndose este martes tras cobrarse la vida de al menos 11 personas y dejar sin energía eléctrica a 4,3 millones, incluso en estados del sur como Texas, con temperaturas generalmente moderadas.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) alertó de un “área extensa y sin precedentes de condiciones invernales peligrosas” desde la costa este hasta la oeste, con más de 150 millones de estadounidenses bajo advertencias relacionadas con el clima invernal.

Mientras una nueva tormenta se espera en la región de los Grandes Lagos (noreste), el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó este lunes a los servicios de emergencia prepararse para hacer frente a “nieve, hielo y fuertes vientos en todo el estado durante los próximos dos días”.

Lluvias heladas, nevadas, tormentas de nieve y un frío polar azotan a Estados Unidos desde hace varios días. Las autoridades instaron a la población a tener precaución al viajar en estas peligrosas condiciones.

“No sobrevivimos a casi un año de pandemia para perder gente a causa de una tormenta de nieve o de hielo”, dijo el gobernador de Kentucky, Andrew Beshear.

Un choque múltiple provocado por el hielo en una carretera cerca de Dallas dejó al menos seis muertos y decenas de heridos el jueves pasado.

Las autoridades de Luisiana confirmaron el lunes la muerte de un hombre en la ciudad de Lafayette, la primera relacionada con el mal tiempo en el estado sureño.

También murió un hombre en un accidente automovilístico cuando se desplazaba por una placa de hielo en Kentucky, según CBS.

Además, un niño murió después de caer en un estanque helado en Tennessee, según declaró la policía a los medios locales; y un anciano falleció en Texas, lo que elevó a 11 el número de muertos por la ola de frío.

Más acostumbrado a los récords de calor, Texas se ha visto particularmente afectado por esta histórica ola polar.

Un espeso manto de nieve cubre calles, árboles y coches en la capital del estado, Austin. Algunos lugares incluso sufrieron caídas de temperatura de hasta -18 grados centígrados este fin de semana, mientras que Houston alcanzó los -9 grados.

Los habitantes de las ciudades texanas se mantienen encerrados en sus casas, en particular los niños, que no pueden salir por falta de ropa suficientemente abrigada en este estado donde las temperaturas promedio habitualmente rondan los 20 grados.

Las previsiones indican que las condiciones extremas se extenderán aún más al sur. El NWS advirtió que “se esperan tormentas eléctricas severas, lluvias intensas y temperaturas cálidas en el sur de Georgia y Florida”.

El presidente Joe Biden firmó el domingo una declaración de emergencia para Texas, proporcionando asistencia federal para complementar la ayuda estatal.