Inicio Deportes Tras polémica por el regreso a los entrenamientos el próximo 28 de...

Tras polémica por el regreso a los entrenamientos el próximo 28 de julio, jugadores de la NFL se manifiestan

80

La NFL está envuelta en polémica, luego de que se diera a conocer el regreso de los equipos a los campamentos antes del inicio de la nueva temporada en medio de la pandemia de COVID-19. Jugadores mostraron su inconformidad a través de Twitter para hacer público el debate de la vuelta a los entrenamientos.

Este sábado, Troy Vincent, ejecutivo de la liga, envió un memorándum a los gerentes generales y entrenadores. El motivo fue para informarles cómo iba a ser el proceso del regreso a las actividades.

La agencia señaló que los novatos pueden presentarse en los entrenamientos alrededor del martes. Asimismo, los quarterbacks y jugadores lesionados llegarían el jueves, mientras que todos los demás jugadores podrían arribar para el 28 de julio.

Sin embargo, los novatos de Houston y Kansas City tienen previsto reportarse el lunes. Esto porque son los equipos programados para abrir la temporada regular el jueves 10 de septiembre.

“Lo que están viendo hoy es que nuestros muchachos se defienden unos a otros y que ven por el trabajo que su asociación ha hecho para mantener a todos lo más seguros posible”, dijo J.C. Tretter, presidente de la Asociación de jugadores. “Lo que están viendo hoy es que nuestros muchachos se defienden unos a otros y que ven por el trabajo que su asociación ha hecho para mantener a todos lo más seguros posible”, dijo J.C. Tretter, presidente de la Asociación de jugadores.

El mariscal de campo de los Seahawks de Seattle, Russell Wilson, se mostró preocupado por la salud de su familia. “Estoy preocupado. Mi esposa está embarazada. El campamento de entrenamiento de la NFL está por comenzar… Y todavía no hay un plan claro sobre la salud de los jugadores y la seguridad familiar. Queremos jugar al fútbol, pero también queremos proteger a nuestros seres queridos”, escribió.

Michael Thomas, de los Saints de Nueva Orleans, pidió al comisionado de la NFL, Roger Goodell, seguir el ejemplo del comisionado de la NBA, Adam Silver, para recuperar el fútbol americano de manera segura. “Si Adam Silver puede respetar las voces y proteger a sus jugadores de la NBA, ¿por qué no puede hacer lo mismo? Escuche a sus jugadores”, tuiteó.

Myles Garrett, de los Browns de Cleveland, fue a más al decir que no habrá una temporada si la NFL no “hace su parte para mantener a los jugadores sanos”. “Si la NFL no hace su parte para mantener a los jugadores saludables, no hay fútbol en 2020. Es así de simple”, sentenció.

Una fuente de la Asociación señaló que la idea de los tuits vino del esquinero de los Dolphins de Miami Byron Jones. El jugador hizo la sugerencia este domingo en una de las llamadas de planificación interna de los jugadores.

Además, dijo que los jugadores no tenían instrucciones específicas de tuitear, pero que el sindicato estaba “involucrado para asegurarse de que (los tuits) estuvieran (sobre) bases reales” con respecto a las negociaciones.

Y es que la liga y la Asociación de Jugadores discuten todavía protocolo de salud y seguridad, incluido el número de pruebas de coronavirus que se realizarán. Los dirigentes sindicales expresaron varias preocupaciones el viernes, durante una conferencia telefónica de prensa de 90 minutos.

La Asociación sabe que, bajo los términos del actual contrato colectivo, la NFL puede imponer fechas para que los jugadores se presenten. Sin embargo, podrían interponer una queja bajo el argumento de que la organización no está aportando un ambiente seguro de trabajo, infringiendo el contrato colectivo.

El gremio de jugadores quiere que se les realicen pruebas diarias para determinar si portan el coronavirus. Asimismo, piden una comisión conjunta de médicos, kinesiólogos y entrenadores de acondicionamiento físico, conformada por la NFL y la Asociación, para realizar análisis cada tercer día.

Otros temas destacados incluyen el número de partidos de pretemporada. La Liga ha previsto reducir el calendario de ésta, de cuatro a dos partidos, mientras que el sindicato exige cancelarla en su totalidad.