Inicio Nacionales Una fallida detonación de 4,5 kilos de fuegos artificiales dejó al menos...

Una fallida detonación de 4,5 kilos de fuegos artificiales dejó al menos 17 heridos en Los Ángeles

44

Al menos 17 personas resultaron heridas la noche del miércoles por una detonación controlada fallida en un operativo de incautación de miles de kilos de fuegos artificiales ilegales por un escuadrón antibombas de Los Ángeles, dijeron las autoridades.

La explosión voló la parte superior de un camión especial para detonaciones controladas y produjo una bola de fuego sobre el vecindario del sur de Los Ángeles donde ocurrió el incidente, según imágenes mostradas por televisoras locales.

El jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Michael Moore, dijo en conferencia de prensa que 10 agentes y siete civiles sufrieron heridas que no ponían en peligro su vida.

La explosión dañó viviendas y destrozó ventanas en el vecindario.

Moore añadió que aún no tenían explicaciones de por qué se produjo la “falla totalmente catastrófica de ese vehículo de contención”, especialmente diseñado para soportar detonaciones.

“Este vehículo debería haber podido deshacerse de ese material de manera segura”, dijo. “Se atendieron y se siguieron los protocolos, pero algo sucedió en el vehículo de contención que no debería haber sucedido y no sabemos por qué”.

El escuadrón respondió a una llamada denunciando un depósito de fuegos artificiales ilegales en una residencia privada, y encontró en el patio un alijo de cajas de fuegos artificiales de uso comercial apiladas en torres de entre dos y tres metros de altura y con un peso estimado de 2.300 kilos.

Mientras se incautaban los fuegos artificiales, los agentes descubrieron artefactos explosivos caseros hechos de latas de refresco y mechas simples, dijo Moore.

Los dispositivos fueron transportados al camión y detonados alrededor de las 18H40 locales (01H40 GMT del jueves). Un residente de la casa que escondía los explosivos, Arturo Cejas, de 27 años, fue arrestado y acusado de posesión de un dispositivo destructivo.

La policía también quiere acusarlo de poner en peligro a un menor tras encontrar a su hermano de 10 años en la vivienda.

“Entendemos que este material explosivo fue adquirido fuera del estado [de California] y transportado aquí con el propósito de revenderlo a miembros de la comunidad y vecinos para su uso durante este feriado del 4 de julio”, dijo Moore.

La ciudad de Los Ángeles, asolada por la sequía, lanzó un programa de recompra de fuegos artificiales antes de las vacaciones con la esperanza de detener la venta ilegal y el uso de pirotecnia prohibida.

El año pasado, la policía de Los Ángeles informó de la incautación de más de cuatro toneladas de fuegos artificiales.